domingo, 24 de febrero de 2013

El Ronroneo del Gato para La Curación





El Ronroneo del Gato para La Curación


 Éste es un extracto del artículo "Secretos Sonidos que Curan" ("Secret Sounds That Heal"), escrito por Paula Peterson y publicado por primera vez en la revista electrónica El Espíritu de Ma'at (Spirit of Ma'at).  En Septiembre del 2.002 ella entrevistó a Elizabeth Von Muggenthaler, una investigadora científica especialista en bio-acústica.  Como Paula lo expresó en sus propias palabras, esta investigadora "ha ido a donde ningún hombre (o mujer) ha ido antes dentro del misterioso reino del poder curativo del ronroneo del gato, la canción obsesionante de ballena del rinoceronte de Sumatra, y acerca de los sonidos que sentimos pero que nunca oímos.  Ella es también presidente del Instituto de Investigación de las Comunicaciones de la Fauna (Fauna Communication Research Institute), en donde se han hecho sorprendentes adelantos que pueden para siempre cambiar la manera como escuchamos a los animales."  De su artículo hemos extractado solamente la sección del ronroneo del gato para su consideración y curación.

Para encontrar más acerca de la importante investigación de Elizabeth Von Muggenthaler, las grabaciones de sonidos de animales, los CDs, o cómo puede Ud. proteger de la extinción al rinoceronte de Sumatra, por favor visite el Instituto de Investigación de las Comunicaciones de la Fauna en: http://www.animalvoice.com.  Para escuchar los inusuales sonidos del Rinoceronte de Sumatra, pulse en "Research" o "News".

Original en Inglés, traducción por Luis Prada.

::::>><<:::>><<:::>><<:::>><<:::>><<:::>><<::::::::::

 La Frecuencia del Ronroneo del Gato

La investigación de Elizabeth en el ronroneo del gato le ha traído a ella gran cantidad de apoyo de muchas fuentes, incluyendo veterinarios.  Ella ha recibido apoyo de un profesor emérito de Inglaterra quien es conocido como el "abuelo de los huesos".  Es la primera autoridad en densidad de huesos.  Ella no quiere dar su nombre ya que no tiene su permiso.

Cosa interesante, él escribe que la frecuencia óptima para la estimulación de los huesos es 50 hertz.  La frecuencia dominante y fundamental para tres especies de ronroneos de gatos es exactamente de 25 a 50 hertz: las mejores frecuencias para el crecimiento de los huesos y la curación de la fractura.

El ronroneo del gato cae bien dentro del rango anabólico de 20 — 50 hertz, y se extiende hasta los 140 hertz.  Todos los miembros de la familia gatuna con la excepción del chita tienen un dominante o fuerte armónico a 50 hertz. Los armónicos de tres especies de gatos caen exactamente en, o dentro de, 2 puntos de 120 hertz, una frecuencia que se ha encontrado repara tendones.

 Los Gatos se Ayudan a Curar Con Su Ronroneo

Pocos veterinarios han dicho que el ronroneo es solamente una vocalización de contento, y la mayoría de la gente cree eso.  Pero el análisis de la investigación de Elizabeth muestra que eso no es verdad.  Los gatos ronronearán cuando están heridos y en dolor también como cuando están contentos.  En un caso, a un gato se le había roto el fémur y el fémur estaba saliéndosele.  Pero él estaba ronroneando, así que se puede asumir que el ronroneo no siempre es un signo de contento.

Algunas personas afirman que los gatos ronronean cuando están heridos porque van zumbando para hacerse sentir mejor.  Eso no tiene sentido en absoluto.  Si Ud. alguna vez tuviera una pierna o un brazo roto y se encontrara en un cuarto de emergencia, ¿silbaría "Dixie"?

El ronroneo toma gran cantidad de energía.  Es creado por ambos, diafragma y laringe.  Hacer que el diafragma se mueva para algo diferente a respirar, toma energía.  Cuando hay dolor y sufrimiento, nuestros cuerpos son traumatizados y apagan la actividad no esencial.  Ya que los gatos ronronean cuando están severamente heridos o muriendo, él tiene que estar relacionado con la supervivencia.

 "Ponga a su gato en un cuarto con una cantidad de huesos rotos — los huesos se curarán.

De acuerdo con Elizabeth, esa afirmación es un viejo adagio de veterinario y se enseña todavía en las escuela de veterinaria hasta hoy día.  Esa es la primera cosa que ella encontró cuando empezó con esta investigación.  Pero ninguno ha hecho estudios sobre esto.

El tipo de frecuencias que es encontrado en el ronroneo del gato es bueno para la curación del músculo, el tendón, y las heridas de los ligamentos, también como para el fortalecimiento y la tonicidad muscular.  Son buenas para cualquier tipo de herida de las coyunturas, curación de heridas, reducción de la infección y la hinchazón, alivio del dolor, y alivio de la enfermedad crónica pulmonar.

Los autores del manual de cirugía de los veterinarios dicen que a lo que básicamente llega es que, comparado con otros animales, a los gatos simplemente no les dan enfermedades pulmonares crónicas, lastimaduras del músculo y el tendón, enfermedades de los huesos, y una gran cantidad de otras cosas que le dan a los perros.  El ronroneo parece ser un fortalecedor constante y tonificador de los músculos.

La salud promedia de los gatos se considera ser mayor a la de los perros.  Un estudio de un caso real fue hecho en donde tomaron 52.000 animales y encontraron que la cojera en los perros ocurrió el 3,6 por ciento y en los gatos en solamente el 0,26 por ciento.  En otro estudio la artritis en los perros estaba en la lista como en el 2,4 por ciento de la población, y no se reportó en absoluto en los gatos.  La prevaleciente cojera de los perros ocurrió en el 3,1 por ciento de las veces, y de nuevo, en los gatos ni se mencionó aún.  La total incidencia de tumores pulmonares primarios en los perros es del 1,24 por ciento, y en el gato, del 0,38 por ciento.  Esto dice básicamente que los gatos son de hecho más saludables que los perros.

 A la gente le gusta decir, "Oh, esa es pura coincidencia," pero no puede ser. Las posibilidades de ser una coincidencia son de como tres mil millones a uno.

Cualquier cirujano ortopédico veterinario le dirá qué tan relativamente fácil es componer los huesos rotos de un gato comparado con los huesos de un perro.  Los huesos de un perro toman mucho más esfuerzo para arreglarse y duran más tiempo en sanar.

 Hay una excelente documentación de la rápida recuperación de los gatos de cosas tales como el síndrome de las alturas, que fue primero mencionado por el Dr. Gordon Robinson y más tarde estudiado y reportado en el Boletín de la Asociación Médica Veterinaria Americana (Journal of the American Veterinary Medical Association). Ellos documentaron 132 casos de gatos precipitándose de un promedio de 5,5 pisos de apartamentos elevados, con algunos de ellos sufriendo heridas severas.  Pero interesantemente, el 90 por ciento de estos gatos sobrevivió.  La mayoría de gatos que se cayeron de siete pisos o más se las arreglaron para salir vivos.  ¡El récord de supervivencia de las alturas es de 45 pisos!

¿Hay una diferencia entre el ronroneo de contento de un gato y el ronroneo de un gato que ha sido lastimado?  Aparentemente no hay diferencia.  Es como de una máquina.  El ronroneo es cercanamente el mismo a través de la especie.  El ocelote, el chervil, y el gato doméstico crean todos un sonido idéntico.

Elizabeth mostró estos datos a un ingeniero estructural quien mide la vibración de los edificios, y él le preguntó si ella estaba en lo de la mecánica, ya que la señal apareció tan regular.  Se sorprendió grandemente cuando ella le dijo que lo que él estaba observando era el ronroneo de un gato.  Es totalmente diferente a la vocalización de cualquier otro animal.

 El Ronroneo del Gato Promueve la Curación

 Una idea nació.

Elizabeth tropezó con estas ideas por accidente (lo cual es verdad ¡en la mayoría de los inventos y descubrimientos!).  Ella había estado trabajando con los tigres en una facilidad en donde había también muchos otros gatos salvajes.  Le pareció extraño, mientras que estaba pasando un día cerca a un chervil, que estaba ronroneando.

Más tarde leyó en la revista National Geographic acerca de un investigador quien puso a los pollos sobre un tablón por veinte minutos al día y sus huesos crecieron.  Ella pensó que era raro.  Así que lo llamó y le preguntó cuáles eran las frecuencias anabólicas de los huesos.  Le dijo que estaban en algún lugar entre los 20 y 90 hertz, pero que no había evidencia que sugiriera que las frecuencias de 25 hertz y 50 hertz son las mejores frecuencias.

El siguiente día ella se levantó, se fue a su sala, tomó a su gran gato macho, Spot, empezó a consentirlo, y prendió el micrófono.  Luego corrió la grabación por el computador.  ¿Y adivinen qué?  Oh, mi Dios.

Después de eso, empezó a hacer una investigación en la literatura, y encontró que 25 hertz es la frecuencia fundamental.  En otras palabras, es la primera, o frecuencia primaria.  Después de la primera frecuencia, hay algo llamado armónicos.  Los armónicos son siempre un múltiple de la fundamental, significando que si la fundamental es de 25 hertz, el primer armónico es de 50, luego el segundo armónico es de 75, el tercer armónico es de 100, y así sucesivamente.

 Ella empezó a grabar a gatos salvajes.  Luego tomó cada gato doméstico de sus amigos y otra gente.  "Excúseme.  ¿Puedo grabar a su gato?"

Entonces tomó acelerómetros y comenzó a medir a los gatos — los acelerómetros miden la vibración — para encontrar en dónde en el cuerpo el sonido era más fuerte y más débil.  La investigación reveló que la señal vibracional es más débil en las extremidades.  Interesantemente es de notar que es raro que a los gatos les dé cáncer del hueso, pero cuando les da, es más a menudo en el final de las extremidades — la garra — y es ahí en donde la señal vibracional está en lo más débil.

¿Cuáles son las probabilidades de que en seis de siete especies de gatos sus ronroneos son idénticos en frecuencia y amplitud?  Todos estos gatos vienen de una evolución geológica que es diferente, Sudamérica, África, Asia.  Aún todavía, los sonidos que hacen casan exactamente, en tanto amplitud como frecuencia, a las frecuencias que se han encontrado que hacen sanación, y no solo para la curación de los huesos.

He tenido experiencias de curación con mis propios gatos.  Tuve una gata que dormía conmigo cada noche, y siempre se sintió tan bien y tranquila al estar cerca a mí.  Y de hecho, ella ronroneó fuerte y largo hasta que ambas nos quedamos dormidas.  Así que, me pregunto, ¿es una ayuda para la gente sostener su gato ronroneador cerca a sus cuerpos?

Elizabeth dice que desde el punto de vista científico tendría que decir que no sabe ya que no hay evidencia.  Afirma aún más que para que algo sea científicamente terapéutico tiene que ser exactamente de la correcta fuerza, sonido, y amplitud.  Sin embargo, ella sí habla que como una sanadora, dice: "sí, absolutamente", puede ayudar el dormir con su gato.

Ud., Ud. mismo, puede haber notado que cuando no se haya sentido bien, su gato a menudo viene a la parte de su cuerpo que está doliendo y empieza a masajearlo con sus garras, ronronea y se pone con ese mirar meditativo en sus ojos.  Podrían estar tratando de ayudar.

¿Cómo podemos hacer la diferencia?

La gente tiende a equiparar el lenguaje con la inteligencia, dice Elizabeth, y se siente que la gente estaría más dispuesta a dar de ellos mismos a nuestros asombrosos amigos animales, tanto salvajes como domésticos, si ellos los consideraran inteligentes.

Tenemos cantidad que aprender de ellos.  La mayoría de nuestras medicinas modernas vienen de las plantas o los animales.  Matarlos totalmente es matarnos a nosotros.  La persona promedio no se da cuenta que cada vez que un animal se extingue perdemos otra oportunidad no tan solo de aprender más acerca de nuestro mundo sino de también ganar alguna posible terapéutica de este animal.  Es desafortunado que mucha gente está tan consumida con la compra de caras posesiones que no paran para apreciar lo que ya tenemos que nos ha sido dado.

Como ávida amante de los animales, sé muy bien que los animales son seres inteligentes aún si no hablan un idioma entendible —sin embargo mis propios gatos han tratado de hablar como humanos.  Elizabeth tiene una grabación de un gato en su oficina veterinaria quien se mantuvo diciendo el nombre de su dueño.

Los animales tienen tanto más de lo que nosotros tenemos.  Como humanos estamos limitados por lo que podemos ver, oír, y oler.  Nuestros sentidos no son ni cercanos a lo agudos que son los de un perro o un gato.  Ud. puede haber visto su propio gato a veces mirando a algo que Ud. no puede aún percibir, mucho menos ver.  La mayoría de humanos presume que sus gatos están solo mirando fijamente al espacio, pero ellos están rastreando algo.

Nosotros como humanos no podemos aún empezar a entender lo que un perro huele.  Sus narices son muchas veces más eficientes que las nuestras.

Un escalope tiene cien ojos, así que sí nos ve verdaderamente a medida que lo estamos rasgando de su casa.  Los pájaros ven en el espectro ultravioleta.  Nosotros no podemos ver eso.  Estamos tan limitados.  Sería bonito pasar un día habitando el cuerpo de varias criaturas diferentes, justo para experimentar lo que ellos son capaces de ver, sentir y oír que nosotros no podemos.

Bien... Podría haber escuchado a Elizabeth continuar y continuar —su trabajo es así de interesante— y ella es tan agradable y fácil para hablarle.


 por Paula Peterson



::::>><<:::>><<:::>><<:::>><<:::>><<:::>><<::::::::::
EARTHCODE &  INNER LIGHT  INTERNATIONAL NETWORK, New Heaven New Earth,  Paula Peterson, PO Box 3395, Santa Cruz, CA  95063,   USA, earthcode@cruzers.com, Teléfono: 831-454-1440.
::::>><<:::>><<:::>><<:::>><<:::>><<:::>><<::::::::::

 RONRONEO GATUNO: Una forma natural de curar humanos
03/14/20121 Comment


Es común para los amantes de los gato saber la capacidad que ellos tienen para disminuir el estrés o calmarnos cuando nos sentimos mal. ¿Cuántas veces llegas a tu casa deprimid@ y luego los gatos entran en la habitación, se acurrucan al lado y comienzan a ronronear? ¿Puede ser que efectivamente, sientan nuestro dolor y quieran ayudarnos a aliviarlo? ¡Pues bien, para los que amamos los gatos es un hecho que lo hacen!. Lo más sorprendente es que la investigación científica actual demuestra que un ronroneo de gato puede ayudarnos a sanar.

Sobre la base de la investigación científica - un estudio realizado por Elizabeth Von Muggenthaler, Especialista en Bioacústica en el Instituto de Investigación de la Fauna de Comunicaciones de la Universidad de Carolina del Norte - Estudió el ronroneo de un gato midiéndolo en un rango de frecuencia de 25 a 40 Hercios por segundo (Hz). La exposición a frecuencias de 20 a 50 Hz aumenta la densidad ósea, alivia el dolor, los músculos y sana. Otro estudio también reveló que los gatos tenían ronroneo frecuencias entre 20 Hz y 200 Hz, en particular 25 Hz, 100 Hz, 125 Hz y 150 Hz! Los resultados indicaron que a pesar del tamaño y la genética diferentes, todos los gatos tenían frecuencias ronroneo muy fuertes que caían dentro del rango de una multitud de frecuencias terapéuticas.

El ronroneo se ha relacionado con el alivio del sufrimiento en las personas con dolor agudo y crónico, la generación de crecimiento de nuevo tejido, mejorando la resistencia del tejido de heridas, mejorando la circulación local y la oxigenación, lo que reduce el crecimiento bacteriano e inhibe la hinchazón.

"Si pones un gato en la misma habitación con un montón de huesos, los huesos se curan", reza un adagio de la antigua veterinaria. Pregunte a cualquier cirujano ortopédico veterinario sobre lo relativamente fácil que es  reparar fracturas de huesos de gato, en comparación con los perros. Ellos le dirán que los gatos no sufren casi el número de enfermedades ortopédicas o de los ligamentos y los traumas musculares como la experiencia del perro, incluso son raros los casos de no unión de fracturas óseas en los gatos. Los investigadores creen que el ronroneo de un gato es el mecanismo de auto-sanación detrás de estos hechos.

Existe una amplia documentación que sugiere que las bajas frecuencias vibracionales, en baja intensidad, son terapéuticas. Estas frecuencias pueden ayudar en el crecimiento óseo, promover la curación de la fractura y la movilidad de las articulaciones, aliviar el dolor, promover el tendón y la fuerza muscular y la reparación, y ayudar en la reducción de la hinchazón. Estos datos sugieren que las frecuencias de 25 y 50 Hz son las mejores frecuencias para la promoción de la resistencia ósea, con 100 Hz y 200 Hz es el segundo mejor. La exposición a estas señales eleva la resistencia ósea en aproximadamente un 30%, y aumenta la velocidad a la que las fracturas curar.

Para efecto de probar la teoría de los beneficios terapéuticos de un ronroneo de gato , los científicos, para medir el ronroneo del gato doméstico y cómo la vibración ronroneo se extiende por todo su cuerpo; utilizaron monitores extremadamente sensibles para este propósito.

Estos monitores fueron montados con adhesivo, que no necesita alimentación externa, se aislaron del suelo y  los gatos NO FUERON PERJUDICADOS DE MANERA ALGUNA. Los medidores pequeños fueron colocados directamente sobre la piel de los gatos. Los monitores se estabilizaron utilizando pegamento lavable cosmético y esparadrapo. Cada sesión de prueba duró entre 6 y 10 minutos. Durante la fase de prueba, los gatos fueron descansando cómodamente en las mantas y se les animó a ronronear de vez en cuando les acariciaba. Los datos se adquirieron a continuación, y se analizaron.

Es bien conocido por amantes de los gatos que son curanderos pequeños de la naturaleza. El hecho de que los gatos en este estudio producen las frecuencias que se han demostrado para mejorar el tiempo de curación, la fuerza y ​​la movilidad, se podría explicar como nuestros gatos de alguna manera simplemente "saben" cuando estamos mal. Al no hacer nada más que descansar cómodamente junto a nosotros mientras nos recuperamos, su ronroneo actúa como un sistema de vibración terapéutica que nos ayuda a sanar mucho más rápido, el dolor y la incomodidad y, potencialmente, incluso fortalecer nuestros cuerpos para prevenir las enfermedades oseas.

Deje a los gatos sentarse o tener siesta en nuestro regazo o el estómago. Ellos saben muy bien qué hacer para cumplir su misión, que se refiere como su "parte" en nuestra vida. Así que si un día no te sientes bien, simplemente acurruquémonos en el calor de nuestras camas con los gatos. La evidencia demuestra que no sólo es éste un pasatiempo y una experiencia agradable cuando estamos mal, también que hay numerosos beneficios terapéuticos para el cuerpo también.

Von Muggenthaler E, Wright B. Solving the cat's purr mystery using accelerometers [web page]. Bruel & Kjaer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario