jueves, 28 de febrero de 2013

ALERTA LLATUNKA TORMENTAS FUERTES BUENOS AIRES CAPITAL FEDERAL




ALERTA METEOROLOGICA TORMENTAS FUERTES PRECAUCIONES DURANTE EL PERIODO COMPRENDIDO ENTRE EL JUEVES 28 Y DOMINGO 3 DE MARZO, UN PROFUNDO SISTEMA DE BAJA PRESION SE DESPLAZARA SOBRE EL AREA DE COBERTURA DESMEJORANDO PROGRESIVAMENTE LAS CONDICIONES SOBRE LA REGION.

INFORME METEOROLOGICO: BUENOS AIRES. NORESTE DE CHUBUT. ESTE DE LA PAMPA. CENTRO Y ESTE DE RÍO NEGRO. CIUDAD AUTONOMA DE BUENOS AIRES, RIO DE LA PLATA. AREA MARITIMA ADYACENTE..
POR LLUVIAS ABUNDANTES Y FUERTES VIENTOS

DURANTE EL PERIODO COMPRENDIDO ENTRE EL JUEVES 28 Y DOMINGO 3 DE MARZO, UN PROFUNDO SISTEMA DE BAJA PRESION SE DESPLAZARA SOBRE EL AREA DE COBERTURA DESMEJORANDO PROGRESIVAMENTE LAS CONDICIONES SOBRE LA REGION: SE ESPERA QUE SOBRE EL CENTRO Y ESTE DE RIO NEGRO, NORESTE DE CHUBUT, EXTREMO SUR DE LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES Y AREA MARITIMA ADYACENTE, A PARTIR DEL JUEVES 28 COMIENCEN A REGISTRARSE PRECIPITACIONES QUE PERDURARAN AL MENOS HASTA EL SABADO 2, PUDIENDOSE ACUMULAR EN LA TOTALIDAD DEL PERIODO MAS DE 70 MM. DE LLUVIA EN FORMA LOCALIZADA.
SOBRE ESTE AREA SE ESPERAN VIENTOS DE ENTRE 40 Y 60 KM/H DEL SECTOR ESTE CON RAFAGAS, CAMBIANDO AL SECTOR SUR DURANTE EL DIA SABADO E INCREMENTANDOSE.

SOBRE EL RESTO DE LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES, SU AREA MARITIMA ADYACENTE, LA CIUDAD AUTONOMA DE BUENOS AIRES, Y EL RIO DE LA PLATA, SE ESPERAN LOS FENOMENOS MAS INTENSOS ENTRE EL VIERNES 1 A LA NOCHE Y DURANTE EL SABADO 2, CON LLUVIAS QUE PUNTUALMENTE PUEDEN SUPERAR LOS 70 MM.
SE ESPERA UNA JORNADA VENTOSA, CON VALORES PREVISTOS ENTRE 50 Y 70 KM/H DEL SECTOR ESTE CON RAFAGAS, ESPERANDOSE LAS MAYORES INTENSIDADES EN ZONAS COSTERAS, AREA MARITIMA Y RIO DE LA PLATA. LOS MISMOS CAMBIARAN PROGRESIVAMENTE AL SUR MANTENIENDOSE INTENSOS DURANTE TODO EL DIA DOMINGO 3 DE MARZO.

Algunas recomendaciones son no colocar macetas ni sillas de plástico y retirar las colocadas en ventanas o balcones donde puedan ser arrastradas por el viento, tener cuidado con tendederos y otros elementos que puedan causar daños al desplazarse y con chapas, ladrillos y tirantes en las obras de construcción.
También aconsejaron no manipular artefactos eléctricos que hayan estado en contacto con el agua; no arrojar latas, botellas u otros elementos que puedan obstruir los sumideros ni depositar residuos en la vía pública y no sacar la basura a la calle cuando hay lluvias intensas.
Durante las tormentas, y en especial si hay vientos fuertes, se deben evitar las zonas arboladas y no hay que tocar columnas del alumbrado, cajas de luz, o cualquier tipo de cables que hubiere en la vía pública.
Los conductores deben usar cinturón de seguridad; extremar las precauciones pues la lluvia disminuye la visibilidad y las distancias de frenado varían, circular a velocidad reducida y con las luces de posición encendidas.
En caso de detectarse cualquier irregularidad que implique un riesgo, hay comunicarse de inmediato por la línea gratuita en Baires al 103 de Emergencias en la Vía Pública y Edilicias.


Algunas recomendaciones generales mas vale prevenir y conocer esto evitara accidentes Evitables y noe ntrar en panico !!!!

RECOMENDACIONES:
Ante la inminente llegada de una fuerte tormenta, entrar en una casa o en un vehículo que no sea descapotable.
No utilizar el teléfono salvo en caso de extrema necesidad.
Si la tormenta nos sorprende en el exterior y no tenemos medios para alcanzar un edificio o automóvil hay que observar las siguientes reglas básicas:
No correr jamás bajo una tormenta eléctrica.
Evitar caminar junto a corrientes de agua o peor aún por la orilla del mar.
Abandonar la maquinaria agrícola si nos sorprende en el campo.
Apartarse de animales, especialmente si están mojados.
No utilizar caballerías para huir de la tormenta.
Apartarse de motocicletas, bicicletas y no tener en las manos objetos metálicos, varas, palos o mangos de herramientas. Recuerde que la madera mojada es conductora de la electricidad.
Alejarse de vallas metálicas, tuberías, carriles y vías de tren.
En el campo no refugiarse en pequeñas construcciones aisladas.
No refugiarse bajo árboles grandes, altos o solitarios.
Evitar las bocas de túneles para refugiarse.
No caminar por debajo de líneas de alta tensión.
Evitar caminos flanqueados por árboles altos y/o puntiagudos.
Si la caida de un rayo parece inminente, agacharse de cuclillas.
En las embarcaciones, evitar estar en la cubierta.
En las casas, alejarse de puertas y ventanas, que deben estar completamente cerradas. Evitar estar junto a las bocas de las chimeneas.
Desconectar todos los aparatos eléctricos que sea posible, especialmente bajadas de antena de televisión y/o radio ante el menor síntoma de tormenta. Alejarse de tomas de enchufe o de la línea principal de suministro eléctrico.
Si un rayo impacta cerca o directamente en la vivienda y provoca daños, no acercarse a evaluarlos hasta pasado el episodio tormentoso.
En el automóvil, las puertas y cristales deberán permanecer cerrados, la radio apagada con la antena bajada y el contacto del motor desconectado. También es conveniente tener cerradas las entradas de aire exterior.


De progresar la tormenta y la lluvia en forma torrencial, deberemos tomar las siguientes

Medidas y recomendaciones ante la inminente inundación:

Mantenerse a la escucha en una emisora de radio comercial para estar informado de las noticias de la catástrofe.
Empezar a revisar el Plan de Emergencia y asegurarse de que se tiene todo lo necesario para poder resistir varios dias en el domicilio de forma autónoma, en especial alimentos y agua. Consultar la lista del Material Mínimo de Emergencia en el Hogar (MMEH), del Apéndice.
Localizar a los miembros de la unidad familiar. Ponerlos en antecedentes y que pongan en marcha el P.E.F. Como primer paso indicar los lugares más altos de la vivienda y empezar el traslado de los objetos de valor a los pisos superiores.
Evitar que sustáncias tóxicas y/o inflamables de la vivienda entren en contacto con el agua, trasladándolas a pisos superiores y/o mejor colocándolas en racipientes impermeables o con tapa. Retirar objetos del interior o exterior que puedan ser arrastrados por el agua.
Prohibir el acceso a las partes inundables de la vivienda, como sótanos.
En viviendas comunitarias, prohibir el acceso al garage subterráneo y sótanos.
No utilizar el ascensor, el fluido eléctrico puede fallar en cualquier momento.
Desconectar los electrodomésticos y si es necesario todo el fluido eléctrico.
Usar el teléfono sólo lo necesario.
Tener siempre en mente la posibilidad de abandonar la vivienda. Prepárese.
Si el nivel del agua nos obliga a evacuar nuestro hogar, recordar las normas de evacuación descritas en el Plan de Emergencia Familiar y dirigirse preferentemente a un lugar elevado, evitar los valles o permanecer junto a rios, canales, cauces o acequias, aunque estén secos o con poco caudal. No olvidar el Material Mínimo de Emergencia en el Vehículo.
Si el nivel del agua nos aisla en la parte superior de la vivienda, no intentar jamás abandonarla a nado puesto que quedaríamos a merced de las corrientes del agua, es mejor esperar la ayuda.
Si la fuerza del agua nos arrastra, intentar asirse a algún objeto pesado que flote o fijo.
Para circular con seguridad, antes de partir intentar averiguar el estado de las carreteras, mediante la radio o televisión. Es mejor partir antes que verse después con graves problemas de circulación.
Viajar siempre con el depósito de combustible lleno, si la inundación coincide en épocas muy frías, dispondremos de esta forma de tiempo extra de calefacción.
La circulación durante lluvias torrenciales es extremadamente peligrosa, por tanto tendrá que evitarse al máximo, no obstante si no quedara más remedio se prestará especial atención a la altura del agua sobre el pavimento, circulando a una velocidad moderada y prestando especial atención a los frenos, que no funcionan con la misma efectividad que cuando están secos. Si el agua empieza a entrar en el interior del vehículo o éste se para, es mejor abandonarlo, llevándose consigo todo el Material Mínimo de Emergencia del Vehículo (MMEV). Intentar circular preferentemente por carreteras principales o autopistas, evitando especialmente carreteras secundarias, atajos o pistas forestales. Estimar con cautela las distancias y posibles obstáculos de la calzada, dado que la lluvia reduce la visibilidad considerablemente.
Es muy peligroso cruzar lugares inundados, por lo que conviene realizar una estimación de la profundidad del lugar, saliendo del coche si es necesario, pero con suma precaución. Si el agua lleva corriente y hay que medir la profundidad o simplemente salir del vehículo, atarse una cuerda a la cintura y atarla al vehículo para que el resto de ocupantes pueda ayudar en caso de arrastre por el agua. Asegurarse de que el vehículo no puede ser arrastrado durante esta operación ya que nos arrastraría consigo a nosotros también. Si es posible cruzar con el vehículo se realizará con la marcha más corta posible, en el caso de los todoterreno se usarán las reductoras y tracción total. No confiarse por la potencia y el peso de los vehículos todoterreno, que pueden ser arrastrados por el agua de la misma forma que los vehículos normales. Si se dispone de torno eléctrico, asegurar el vehículo antes de cruzar.
Jamás cruce un puente en el que el agua rebase por encima del mismo. Puede estar cortado el camino, quedando oculto por la corriente, y caeríamos al cauce
Una vez pasada la emergencia, al regresar a la vivienda deberá realizarse una inspección de la estructura para asegurar que no existe peligro de derrumbamiento. Así mismo no se entrará en su interior con cigarrillos encendidos o dispositivo que produzca llama o chispa alguna, dado que podría haber sustancias inflamables dispersas o conducciones de gas rotas. Igualmente se prestará especial atención a la posibilidad de que se produzcan cortocircuitos al restablecerse el suministro de fluido eléctrico.
Beber sólo agua embotellada o en su defecto hervida. No comer ningún alimento que haya estado en contacto con el agua, ni utilizar ningún medicamento que se haya mojado.
No utilizar ropa mojada.
Estar al corriente de las normas de sanidad dictadas por las autoridades. Después de una inundación las condiciones sanitarias suelen ser muy deficientes y existe el riesgo de contaminaciones. En especial retirar lo más rapidamente posible los animales muertos, alimentos en mal estado, productos químicos, etc.
Deberá prestarse especial cuidado a no utilizar las aguas residuales hasta que las autoridades hayan asegurado su óptimo funcionamiento.
Higienizar la vivienda, colaborando con los servicios municipales.
Colaborar en la medida de lo posible en las tareas de rescate y salvamento, con las adecuadas medidas de protección y seguridad personal.


Temporales de viento:

Una de las fuerzas destructoras de la naturaleza es el viento, que se manifiesta en ocasiones en formas violentísimas como huracanes y tornados. Si bien España no es un pais en los que sean frecuentes, sí que en muchas ocasiones se han producido fortísimos temporales de viento y desgraciadamente se han cobrado la vida de muchas personas.

Normalmente, un temporal de viento puede ser previsto por los servicios de vigilancia meteorológicos por lo que, posiblemente, se informará de ello a través de los diferentes medios de comunicación. Mientras sea posible y la situación no lo impida, sintonizar la radio o televisor para estar puntualmente informado.

De confirmarse la amenaza, habrá que disponer una serie de medidas para proteger nuestras vidas y las del resto de la familia, por tanto el conocer de antemano el Plan de Emergencia Familiar nos ahorrará un tiempo muy valioso. Seguidamente se detallan una serie de recomendaciones válidas para hacer frente a un temporal de viento; si dicho temporal va acompañado de fuerte precipitación de agua debe seguir la pauta descrita para tormentas o inundaciones, si no es así seguiremos estas pautas:

Estar informado en todo momento de la situación mediante la radio y televisión, si se interrumpe el fluido eléctrico podremos usar la radio a pilas; así mismo, de estar cerca la hora de puesta de Sol, prepararemos todo el material para garantizar la iluminación de la vivienda.
Permanecer en el interior de la vivienda, preferiblemente en la parte más baja o sótano, de esta forma evitaremos ser alcanzados por objetos que el viento arrastra. No salir jamás de ella para coger el vehículo y huir del temporal, es muy peligroso.
Permanecer lejos de las ventanas con cristales, que pueden estallar por la presión del viento exterior.
Si el temporal nos alcanza fuera de una vivienda, buscar una zanja o alcantarilla.
Si se está en el interior de un vehículo o caravana, es mejor abandonarlos y buscar refugio debajo de un puente, zanja, etc. Si no queda más remedio refugiarse debajo del vehículo, nunca en su interior.
Una vez pasado el temporal se revisará el estado de la vivienda y se prepararán los MMEH para la supervivencia en el caso de que la situación pueda prolongarse varios dias.
Si la situación obliga a una evacuación, se procederá según el PEF y teniendo siempre a punto el MMEV.
Mantenerse alejado de las ruinas afectadas estructuralmente por el viento.
Ser cuidadoso con los alimentos y bebidas, revisar su estado de higiene, beber y comer sólo productos envasados.

LA PREVENCION Y EL CONOCIMIENTO SON NUESTRAS HERRAMIENTAS ASI COMO NUESTRO BOTIQUIN CHAMANICO  JALLALLA LA DOC

No hay comentarios:

Publicar un comentario