miércoles, 25 de abril de 2012

Apagones en Chile, Venezuela y España: ¿El sol está cargando la Tierra?




Cortes de energía y bajas de voltaje se registraron en la madrugada del lunes en el Sistema Interconectado Central (SIC) de Chile, afectando a siete regiones del país -desde la Región Metropolitana hasta Los Lagos- y perjudicó a cerca de 950 mil clientes. En Santiago, la interrupción del suministro involucró a las comunas de Puente Alto, San Joaquín, La Cisterna, La Pintana, Buin, El Bosque, La Granja, San Bernardo, La Florida y Providencia.
Según lo informado por el ministerio de Energía, el apagón se produjo por la caída de la línea de transmisión de 500kV entre Alto Jahuel y Polpaico, lo que sobrecargó la subestación El Salto hacia el norte y produjo una baja de frecuencia en las subestaciones en la zona centro sur.
La energía comenzó a reestablecerse de forma paulatina en las siguientes horas de producida la falla y a eso de las 06:00 el servicio se restituyó, informó la autoridad. Sin embargo, en zonas como Providencia se registraban problemas con algunos semáforos por falta de energía pasada esa hora.
Los equipos de la Superintendencia de Electricidad y Combustibles (SEC) viajaron a la zona de la falla para iniciar los peritajes de la investigación que entreguen los motivos del corte.
Con esto, durante este año llegan a 75 las interrupciones del suministro eléctrico en el sistema que cubre desde Taltal a Chiloé, de acuerdo a las comunicaciones que ha entregado en su momento el CDEC-SIC. En abril, en tanto, los cortes producidos en el sistema suman 13.
A su vez, en Venezuela, vecinos de diversos municipios del estado de Carabobo han denunciado este martes a través de Twitter cortes eléctricos no anunciados, que incluso llegan a superar las 24 horas. Entre tanto, las autoridades de Corpoelec guardan silencio absoluto sobre estas repentinas interrupciones.
Según los mensajes enviados por los usuarios a @el_carabobeno, el municipio Valencia pareciera ser el más afectado por la situación, que el lunes también se registró en ocho de los 12 municipios carabobeños.
En algunas zonas los cortes ocurren puntualmente durante dos horas y media, pero residentes de zonas como Piedra Pintada en Mañongo este martes el apagón alcanzaba las 36 horas, afectando incluso el suministro de agua potable en esos hogares por la falta de electricidad para el funcionamiento de las bombas hidráulicas.
Esta situación se reproduce en estos días en otras partes del planeta: en España un estadio de fútbol quedó a oscuras; en México acusan al viento y a los "diablitos" de cortes de suministro de más de 24 horas; en Colombia se repite la situación que las autoridades no saben explicar; y en la Argentina se vivió una situación parecida a pŕincipios de mes.
El sol
La tesis más razonable para esta situación es que la crisis energética generalizada en el mundo se traduce en desinversión de ciertas empresas que ven como su sistema de distribución de energía coienza a fallar.
Sin embargo, existe una posibilidad que ya ha sido planteada en numerosas ocasiones por la comunidad científica: las tormentas solares emiten gigantescas oleadas de plasma solar que al impactar contra la magnetósfera terrestre ionizan el aire afectando a conductores y transformadores de electricidad.
No es casual además que los apagones se den justo en días en que el sol ha estado demostrando que intensifica su actividad. De hecho, la NASA no se cansa de insistir (y la prensa de reproducir) la posibilidad de que en 2012 y 2013 las tormentas solares afecten de alguna manera la vida sobre la Tierra.
El martes pasado Urgente24 publicó la noticia de que una fuerte tormenta solar estaba golpeando el polo norte, viendose sus efectos por debajo del paralelo 50. Auroras boreales se vieron en el centro de USA, Europa y Asia, demostrando así el ingreso de cargas electromagnéticas en la atmósfera.
Son estas cargas las que podrían afectar claramente a los sistemas de distribución eléctrica.
Según diferentes científicos, el mayor impacto de las tormentas solares es que queman los transformadores de alta tensión porque ioniza el aire, por lo que las redes y los transformadores que ya están con mucha carga no toleran la suma y colapsan. El problema es que hasta que los transformadores se reponen pueden pasar varios meses y generar la falta de energía por tiempos prolongados.
otro tipo de riesgo es que las emanaciones destruyen los circuitos de los satélites por lo que afectarían la navegación aérea o el sistema financiero. Si bien existen sistemas de detección temprana de tormentas solares, aún no se ha desarrollado la forma ed apagar en conjunto todos los satelites para mantener intacta la red en caso de ser necesario.
El impacto del sol también se da a nivel anímico de las personas. Cuando la actividad solar es más intensa se demostró que aumenta la intensidad de los casos de depresión, inquietud emocional, llanto sin razón aparente, acidez o artritis.
Nueva tormenta
La fuerte tormenta geomagnética registrada ayer en la mañana se extiende hoy en un nivel persistente más moderado que ayer , y junto a ella se agregó a las 2 a.m. hora UTC, una alerta por un aumento de flujos de electrones en dirección a la Tierra, que pueden ser un riesgo significativo para los sistemas de satélites, informa la Agencia Nacional Atmosférica y Oceanográfica NOAA de Estados Unidos.
La condición de tormenta geomagética solar puede significar fluctuaciones en la red eléctrica y tener impactos en los aviones y operaciones satelitales. El impacto va principalmente hacia la región de los polos hasta las latitudes de 60 grados, donde se observan auroras.
Imágenes de Observatorio Heliosférico Solar SOHO muestra además a primeras horas de la madrugada (hora UTC), una eyección de masa coronal en uno de los lados del Sol.
Al mismo tiempo a las 2:20 a.m., la estación Goes anunció una alerta por aumento de flujos de electrones que afecta principalmente a los sistemas de funcionamiento de los satélites que orbitan la Tierra, y que pueden estar expuestos, informa el Centro de Predicción Espacial de NOAA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario