lunes, 26 de marzo de 2012

PROTOCOLOS PREVENCION TORMENTA SOLAR Y TERREMOTOS

Tal como me lo solicitaron les Re envio la informacion que ya hace  mucho tiempo les habia enviado al respecto.
En el blog estan todos estos articulos y muchos otros de Prevencion ante diferentes Situaciones Extremas.
Recuerden: Conocer del Tema y Saber como moverse en una situacion de crisis son fundamentales en estos tiempos...
Hay mas Info al respecto que tiene que ver con la Mochila Chamanica y El Botiquin Almico de los cuales vengo hablando en mis Encuentros que nos proveen otras herramientas de vital importancia para estos tiempos.
Seguimos Caminando Juntos!!!!
Dra Monica De Luca - Mayta Pacha


Prevención Familiar en Caso de Gran Tormenta Solar



Tormenta Solar: ¿Qué signos nos avisarían?
El cielo, de repente, aparece adornado con un gran manto de luces brillantes que oscilan como banderas al viento. Da igual que no estemos cerca del Polo Norte, donde las auroras suelen ser comunes. Podría tratarse perfectamente de Nueva York, Madrid o Pekín.
Uno de los efectos secundarios de una tormenta así podrían ser auroras más cerca de los trópicos. Pasados unos segundos, las bombillas empiezan a parpadear, como si estuvieran a punto de fallar. Después, por un breve instante, brillan con una intensidad inusitada... y se apagan para siempre.
¿Qué consecuencias tendría?
Un reporte de la NASA, indica que tanto los sistemas eléctricos, la navegación GPS, el transporte áerero, los sistemas financieros y las comunicaciones de emergencia por radio serían interrumpidos. El informe subraya la existencia de dos grandes problemas de fondo: El primero es que las modernas redes eléctricas, diseñadas para operar a voltajes muy altos sobre áreas geográficas muy extensas, resultan especialmente vulnerables a esta clase de tormentas procedentes del Sol. El segundo problema es la interdependencia de estas centrales con los sistemas básicos que garantizan nuestras vidas, como suministro de agua, tratamiento de aguas residuales, transporte de alimentos y mercancías, mercados financieros, red de telecomunicaciones... Muchos aspectos cruciales de nuestra existencia dependen de que no falle el suministro de energía eléctrica.
Ni agua ni transporte: irónicamente, y justo al revés de lo que sucede con la mayor parte de los desastres naturales, éste afectaría mucho más a las sociedades más ricas y tecnológicas, y mucho menos a las que se encuentran en vías de desarrollo. Lo primero que escasearía sería el agua potable. Las personas que vivieran en un apartamento alto serían las primeras en quedarse sin agua, ya que no funcionarían las bombas encargadas de impulsarla a los pisos superiores de los edificios. Todos los demás tardarían un día en quedarse sin agua, ya que sin electricidad, una vez se consumiera la de las tuberías, sería imposible bombearla desde pantanos y depósitos. También dejaría de haber transporte eléctrico. Ni trenes, ni metro, lo que dejaría inmovilizadas a millones de personas, y estrangularía una de las principales vías de suministro de alimentos y mercancías a las grandes ciudades.
Los grandes hospitales, con sus generadores, podrían seguir dando servicio durante cerca de 72 horas. Después de eso, adiós a la medicina moderna. Y la situación, además, no mejoraría durante meses, quizás años enteros, ya que los transformadores quemados no pueden ser reparados, sólo sustituidos por otros nuevos. Y el número de transformadores de reserva es muy limitado, así como los equipos especializados que se encargan de instalarlos, una tarea que lleva cerca de una semana de trabajo intensivo. Una vez agotados, habría que fabricar todos los demás, y el actual proceso de fabricación de un transformador eléctrico dura casi un año completo.
El informe calcula que lo mismo sucedería con los oleoductos de gas natural y combustible, que necesitan energía eléctrica para funcionar. Y en cuanto a las centrales de carbón, quemarían sus reservas de combustible en menos de treinta días. Unas reservas que, al estar paralizado el transporte por la falta de combustible, no podrían ser sustituidas. Y tampoco las centrales nucleares serían una solución, ya que están programadas para desconectarse automáticamente en cuanto se produzca una avería importante el las redes eléctricas y no volver a funcionar hasta que la electricidad se restablezca.
Sin calefacción ni refrigeración, la gente empezaría a morir en cuestión de días. Entre las primeras víctimas, todas aquellas personas cuya vida dependa de un tratamiento médico o del suministro regular de sustancias como la insulina.
Guía de supervivencia ante una tormenta solar.
Debes...
    Tener guardados alimentos en conserva.
    Tener varias botellas de agua de reserva.
    Tener una linterna con pilas, o también velas.
    Tener presente que las ciudades serán un caos, y por tanto será necesario salir de ellas e identificar lugares en el campo donde haya agricultura y agua para acudir y alojarse.
    Tener medios de transporte como bicicletas para poderse mover si no funcionan los coches.
    Investigar cómo proteger los aparatos eléctricos importantes y útiles creando cajas de Faraday bajo tierra, para cuando pase la tormenta.
    Equiparse con material de supervivencia básico:
    Una cuchilla, una navaja o unas tijeras.
    Fósforos o encendedores.
    Bolsas de plástico.
    Medicinas básicas como antibióticos, pomadas, etc.

Tormenta Solar Marzo de 2012
Decálogo de la Asoc. Española de Protección Civil para los Eventos Climáticos Severos y la Prevención Nuclear.
(Nota: versión íntegra del folleto de autoprotección familiar resumido y divulgado en Europa Press y otros medios).

La Asociación Española de Protección Civil para los Eventos Climáticos Severos y la Prevención Nuclear, formula estas diez recomendaciones básicas para una sencilla preparación familiar en caso de tormenta solar severa (tormenta geomagnética); útiles también, en definitiva, para mejorar la capacidad de respuesta familiar ante otros riesgos severos de distinta índole.
1- Verificar con calma la concreta situación que nos afecta.
Ante todo conservar la calma y proceder con tranquilidad a verificar que realmente se ha producido de un apagón generalizado a todos los niveles (4 factores a comprobar: a- electricidad doméstica, b-telefonía móvil, c-emisoras de radio y d- internet) y no de una interrupción puntual por otra causa distinta: un apagón normal de corriente doméstica en el barrio que no afectará, por ejemplo, al funcionamiento normal de la telefonía móvil o las antenas de radio; un problema técnico de tu operadora móvil que no afectará, por tanto, a la iluminación de tu cocina...etc.

Una tormenta solar, incluso una severa, no tiene por qué dar lugar necesariametne a un colapso y, de hecho, puede limitarse a dar lugar a otros efectos "menores", en tanto que sin apenas consecuencias directas en nuestro día a día (ejemplo. apagones de radio o tormenta de radiación ya en la estratosfera).

Afortunadamente nuestra atmósfera y magnetosfera nos protegen las 24 horas del día.

De hecho, puede que incluso de haberse producido un efecto electromagnético realmente severo que consiga alcanzar la superficie de la tierra y produzca alguna distorsión eléctrica éste se produzca en latitudes mucho más al norte de nuestro país.

O que incluso de llegar a afectarnos, cosa nada fácil, tan sólo afecte alguna región localizada de nuestra redes y que el resto no se vea afectad en cascada tampoco. Esto es exáctamente lo que sucedió, por ejemplo, con la conocida tormenta geomagnética de Quebec, Canadá, en 1989, que es cierto que dejó sin fluido eléctrico hasta a 6 millones de personas durante casi 24 horas, pero no afectó al resto del país desde dónde se movilizó inmediatamente la asistencia a la población y los medios para la reparación de la red dañada.

En definitiva: incluso con una tormenta geomagnética severa la situación y afectación de infraestructuras puede variar dependiendo de la combinación de distintos factores geomagnéticos, y es necesario determinar con toda serenidad, y certeza, el concreto escenario en el que nos vemos inmersos.


2- Plan familiar preestablecido.
De modo que permanecer tranquilamente en casa a la espera de asistencia exterior - o valorar que ésta no llegará a corto plazo- será la primera decisión.

Para ello, en toda circunstancia, hay que sintonizar la radio y seguir al tanto de las noticias que puedan llegar así como de las indicaciones de las autoridades y Protección Civil, que en caso de emergencias emiten en todas las frecuencias.

Como pauta general, si tras las primeras 72 horas tras el evento no hay signos de recuperación - no llega asistencia alguna, ni hay noticias por radio/internet ni nadie sabe nada -, significa que el impacto en las infraestructuras nacionales ha podido ser severo y de amplio alcance geográfico (indeterminado, en todo caso) y es recomendable reunir a nuestros familiares y dirigirse hacia alguna zona menos poblada y más al sur, donde la red ha podido resultar menos afectada.

En particular, si además de a los cuatro vectores antes aludidos se ha afectado, adicionalmente, a nuestros vehículos y otros aparatos eléctrónicos independientes como baterías de portátiles o transistores a pilas el carácter de la disrupción electromagnética habrá sido particularmente severo. No estaríamos entonces ante ningún escenario Quebec y en ese caso  mejor partir lo antes posible. En todo caso algo así nunca se ha verificado, y es sólo una teorización.

Pero si se vive en las inmediaciones de una infraestructura crítica sensible a lo que hay que estar pendiente siempre es a lo establecido en su plan de emergencia y a las indicaciones de protección civil sobre el concreto modo de actuar y de valorar la situación en esa zona.

Sea como sea las llamadas para contactar con otros de nuestros seres queridos y valorar familiarmente la situación tampoco funcionarían. Es necesario tener previamente establecido familiarmente un par de sencillas pautas para la reagrupación familiar desde las primeras horas del escenario y dirigirse juntos tras las primeras 72 horas a algún lugar seguro de referencia fuera de la ciudad - y a una distancia prudente de otras instalaciones críticas sensibles -.

Es importante que ese plan sea comentado de vez en cuando entre los miembros de la familia para recordarlo y todos sepan a donde dirigirse para el reagrupamiento inicial y el desplazamiento posterior de ser necesario.

Es importante que el desplazamiento hasta dicho lugar se produzca siempre con toda normalidad y observancia de las normas de circulación. Con más prudencia en realidad: hay que prestar especial atención a cortes y obstáculos imprevistos, o semáforos y otros elementos de señalización electrónica que han podido dejar de funcionar.

Es importante prestar especial atención a todo lo relativo al acompañamiento de menores, familiares con alguna discapacidad o que requieran de alguna atención especial y ancianos de avanzada edad.

Es importante disponer de cosas como un mapa de carreteras al uso y bicicletas (en portabicicletas, p. ejemplo) que pueden resultar de utilidad.

Pulsa para ampliar
Es importante que para poder realizar dicho desplazamiento en condicines adecuadas hayamos preparado antes los recursos básicos que nos permitan estar en unas condiciones adecuadas; algunos recursos quedarán en el lugar de destino y otras las tendremos en casa directamente a mano. Un ejemplo sencillo de las cosas para tener a mano son las mochilas listas para salir recomendadas a los ciudadanos por el programa "Prepárate Madrid" del ayuntamiento de la capital (http://www.madrid.es/UnidadesDescentralizadas/Emergencias/PreparateMadrid/Ficheros/Preparate/despliegue_mochila.jpg) [Imagen expuesta] añadiendole algo de comida no perecedera por persona y los elementos que se indican en los puntos 3 y 4 de este Decálogo ("Agua" y "Proteción ante los elementos").


3- Agua y medios de potabilización portátiles.
Contar con una reserva de agua mineral y medios de potabilización. Beber agua potable es la segunda necesidad humana después de respirar (mínimo 1,5 litros día/persona, según actividad) , y un apagón generalizado de estas características podría suponer semanas de afectación mientras el flujo se reestablece.

Por ello, además de contar con unas garrafas de agua mineral de reserva ,directamente disponibles en el lugar seguro de reagrupación familiar, recomendamos la adquisición de algún medio seguro de filtración automática portatil como los “life straw” familiares, o similar, o como una cantimplora de montaña por persona de las que incorporan filtros potabilizadores. Métodos que resultan especialmente seguros en tanto que no requieren ni de ningún tipo de manipulación - más allá del simple llenado -, ni de dosificación, ni de tiempo espera, reduciendo por tanto el riesgo de que el proceso potabilizador se haga incorrectamente y genere un riesgo adicional para la salud.


4- Protección personal ante los elementos.
Contar con un buen saco de dormir testado y esterilla por cada miembro de la familia, ropa de abrigo (gorro, guantes, bufanda), no sabemos si el apagón temporal puede suceder en invierno como sucedió con la mencionada tormenta geomagnética de Quebec. Tampoco sabemos cual podría ser su concreta duración ahora (días, semanas, meses...) lo que hace especialmente recomendable contar con medios autónomos de calefacción en el lugar de reagrupación familiar. La pequeña tienda de campaña familiar habitual de excursiones y camping.

Junto a ello otros elementos adicionales de protección personal como algún repelente efectivo de mosquitos y otros insectos, gafas polarizadas (gafas de repuesto también si se necesitan) y un pañuelo de tela grande de distintos usos (mascara improvisada, gorra para el sol, prefiltro de particulas para el agua, pequeñas heridas...). Tapones para los oidos. Botas para caminar aptas para la lluvia, así como un poncho para la lluvia resulta así mismo especialmente recomendado. Chandal o similar y mudas y calcetines de repuesto. Algo de hilo, aguja y algunos botones no ocupan lugar.


5- Reserva de alimentos no perecederos.
Contar con una reserva de alimentos no perecederos proporcional al grupo familiar transportada o transportable al lugar de reagrupación. Tomando en consideraciçon incompatibilidades y preferencias alimenticias y partiendo de elementos altamente nutritivos como lentejas y garbanzos cocidos, arroz y harina, sardinas/atún en lata (siempre lata mejor que cristal, y siempre abre fácil en lo posible); complementar con leche y patata en polvo, pastillas de caldo, tomate natural triturado, galletas comunes, y algún complemento alimentario como el alga "espirulina platensis" – promovida por Naciones Unidas para situaciones de emergencia por su alto poder nutritivo y adquirible en centros dietéticos –. Sal, aceite de oliva, miel como reguladores de ingesta cotidiana. Abundante fruta variada en almibar y en formato infantil de potito. Una cucharadita diaria de cacao puede ser un antidepresivo natural y posee distintos efectos beneficiosos; infusiones como la tila, la manzanilla o el té son polivalentes, muy ligeras y de larga conservación.

Lo importante, en general, es seleccionar aquellas unidades que den de si el mayor consumo preferente posible en etiquetado y - fundamental - llevar una pequeña libreta de control anotando fechas y cantidades. Su almacenaje deberá ser en lugar fresco, seco y al amparo de la luz, a poder ser en contenedores plásticos cerrados de tamaño mediano que los proteja de insectos y que permitan su rápido manejo llegado el caso.

Otro buen complemento son los multivitaminas (con multiminerales), siempre que su ingesta se mantenga dentro de las cantidades recomendades y se acompañe siempre del suficiente aporte líquido diario (sopena de daño a los riñones).

La reserva de alimentos debe incluir piensos para nuestras mascotas, baratos y de larga duración por lo general.

Es imprescindible disponer de algún tipo de equipación de camping gas y al menos olla/sarten para la preparación de alimentos y cazos/cubiertos.


6- Botiquín familiar ampliado.
Puesta al día del botiquín familiar, incorporando cosas como algún antibiótico, antiinflamatorio, aspirinas, antidiarreico, y suero oral. Algún antiestamínico genérico y abundantes gasas esteriles y yodo para desinfección. Banda adhesiva multiusos omnifix u otra, y puntos americanos o de aproximación. Alcohol para esterilización. Crema hidratante.

Se deberá prestar nuevamente especial atención a contar con una provisión de reserva suficiente respecto de las necesidades especiales de los menores y personas de avanzada edad, o aquellas personas con dolencias crónicas (cosas como antialérgicos específicos, inhaladores para asma, diabetes, hipertensión, etc). Termómetro de galio (ni mercurio, ni electrónico), tijeras pequeñas, gotero para dosificación, guantes desechables esterilizados y pequeñas pinzas para extracción, son otros pequeños elementos de utilidad.


7- Manual técnico en papel.
Contar con un manual en papel guardado en bolsa hermética, con técnicas básicas de orientación, acampada al aire libre, potabilización, nociones de primeros auxilios, etc, como el manual "Wiseman" adoptado por protección civil en varios lugares y que se puede comprar en la FNAC y otras librerias, o en su defecto un sencillo manual Scout u otros similares.


8- Medios de higiene personal.
Contar con una reserva de medios de higiene personal y limpieza en el lugar de reagrupación así como un pañuelo extra de tela (larga duración a diferencia de toallitas humedas/clinex), papel wc, jabón de glicerina (ropa/cuerpo), lejía (de la expresamente apta tambien para potabilización según etiquetado), friegaplatos y elementos sustitutivos de las compresas femeninas (como el "Mooncup" y otros disponibles en el mercado); Es importante prestar una especial atención a una cantidad suficiente de pañales en caso de contarse en el grupo con niños de corta edad. Fundamental contar con medios suficientes de higiene dental que no pueden faltar, y de desparasitación ante piojos.

También es necesario atender a la desparasitación oral y collar de repuesto para nuestras mascotas.


9- Varios útiles (linterna, medios de encendido, un transistor y otros).
Contar con algunas otras pequeñas herramientas útiles, desde medios de encendido (como 2 o 3  paquetes de cajas de cerillas pequeñas repartidos en dos bolsas herméticas, a coste de tan sólo un par de euros, lo que nos garantizará numerosos encendidos sencillos por unos gramos de peso) a una simple linterna, o un sencillo transistor - mejor si ambas usan la misma pila (recargable) y tenemos, además, reserva extra y un cargador de pilas solar que les dé servicio - disponible a precio económico y en varios modelos en el mercado -; monocular para avistar y pequeña brújula, una pequeña navaja multiusos (con función de abre latas), un silbato para hacer señales; cinta americana, plástico cubretodo como el que se usa para pintar una habitación, un simple tubo de pequeño diámetro de un metro puede ser muy polivalente, bridas y cordel resistente para pequeñas confecciones; pequeñas herramientas de bricolaje de las que habitualmente se tienen en casa como alicates o destornillador.

Parches y bombin para la bicicleta. Es importante lápiz y papel para anotaciones o mensajes; una baraja de cartas, una pelota de tenis o similar no ocupan lugar, en especial si hay niños y mascotas.


10-Chapas personales, dinero efectivo y documentación.
Llevar consigo fotocopia en bolsa con cierre hermético de la documentación personal y familiar más esencial: documentos de identidad y pasaporte, libro de familia, cartilla médica, veterinaria, fotografías, polizas de seguro, estractos bancarios y escrituras de propiedad, así como algo de dinero en efectivo ya que sería probable que los cajeros no funcionasen o se pudiesen ver desbordados. Copias de las llaves de casa/terreno, etc.

Es además recomendable que todos los miembros del grupo porten además algún tipo de identificación personal (colgante/pulsera) con su nombre y apellidos, su grupo sanguíneo, posibles alergias médicas y alimentcias - de existir - u otras enfermedades crónicas, así como datos de contacto hacia otros miembros del grupo, muy en particular los niños.

Por último, y en cuanto a la compra de los suministros en si mismos, simplemente con visitar alguna gran superficie comercial, alguna cadena de tiendas deportiva/de multiaventura, y la farmacia más cercana a casa, se pueden encontrar una amplia variedad de posibilidades para cubrir la práctica totalidad de preparativos indicados.

youtube.com/user/CTRLXhack
supervivencia2012.net
Nota de importancia: Imprescindible tener esta documentación impresa en bolsa hermética, pues de nada serviría si solo nos limitamos a almacenarla en el disco duro del ordenador.
Otros sitios de interés:


"Tormenta Solar Severa ¿Cómo prevenir?". Decálogo de la Asoc. Española de Protección Civil para los Eventos Climáticos Severos

Nota: versión íntegra del folleto original de autoprotección familiar resumido y divulgado en Europa Press y otros medios).

La Asociación Española de Protección Civil para los Eventos Climáticos Severos y la Prevención Nuclear, formula estas diez recomendaciones básicas para una sencilla preparación familiar en caso de tormenta solar severa (tormenta geomagnética); útiles también, en definitiva, para mejorar la capacidad de respuesta familiar ante otros riesgos severos de distinta índole.

1- Verificar con calma la concreta situación que nos afecta.

Ante todo conservar la calma y proceder con tranquilidad a verificar que realmente se ha producido un apagón generalizado a todos los niveles (4 factores de comprobación: a- electricidad doméstica, b-telefonía móvil, c-emisoras de radio y d- internet) y no una interrupción puntual por otra causa distinta, como un apagón normal de corriente doméstica en el barrio que no afectará, por ejemplo, al funcionamiento normal de la telefonía móvil o las antenas de radio; o un problema técnico de tu operadora móvil que no afectará, por tanto, a la iluminación de tu cocina, etc.
Una tormenta solar, incluso una severa, no tiene por qué dar lugar necesariamente a ningún "colapso" y, de hecho, puede limitarse a dar lugar a otros efectos perjudiciales pero "menores" para nosotros; en tanto que sin apenas consecuencias directas en nuestro día a día (como apagones de radio, o afectación de algún satélite).

Afortunadamente nuestra atmósfera y magnetosfera nos protegen las 24 horas del día. Lo vienen haciendo de forma efectiva desde siempre.

De hecho, puede que incluso de haberse producido un efecto electromagnético realmente severo que consiga alcanzar la superficie de la tierra y hasta produzca alguna distorsión en sistemas eléctricos éste se produzca en latitudes mucho más al norte de nuestro país.

O que incluso de llegar a afectarnos, cosa nada fácil, tan sólo afecte alguna región localizada de nuestra redes de gran distribución y transformadores y que el resto de la red no se vea afectada en cascada tampoco. Esto es exáctamente lo que sucedió, por ejemplo, con la conocida tormenta geomagnética de Quebec, Canadá, en 1989, que es cierto que dejó sin fluido eléctrico hasta a 6 millones de personas durante casi 24 horas, pero no afectó al resto del país desde dónde fue movilizada de inmediato toda la asistencia necesaria a la población y todos los medios necesarios para la reparación de la red dañada.

En definitiva: incluso con una tormenta geomagnética severa la situación y afectación de las infraestructuras fundamentales de las que dependemos puede variar dependiendo de la combinación de muy distintos factores geomagnéticos, y es necesario determinar con toda serenidad, y certeza, el concreto escenario en el que nos vemos inmersos.

Si ha podido haber algún tipo de aviso anterior por parte de las autoridades se nos habrá informado con antelación sobre como proceder con los cortes de luz y gas y la desconexión de la red de nuestros aparatos.

En todo caso, de llegar a producirse sin aviso, no está de más recordar que es prudente acordar el corte del suministro de la propia comunidad en tanto la situación se corrije, - por lo menos el de casa  si después vamos a dejar el lugar -. Y verificar con prontitud, además, si se ha podido producir algún pequeño incendio eléctrico fortuito para sofocarlo, pero sin emplear agua.

2- Plan familiar preestablecido.

De modo que permanecer tranquilamente en casa a la espera de asistencia exterior - o valorar que ésta no llegará a corto plazo- será nuestra primera decisión familiar para gestionar esta situación.

Para ello, en primer lugar, y en toda circunstancia, hay que sintonizar la radio y seguir al tanto de las noticias que puedan llegar así como de las indicaciones de las autoridades y Protección Civil, que en caso de emergencias estarán en todas las frecuencias.

Como pauta general si tras las primeras 72 horas tras el evento no hay signos de recuperación - no llega asistencia alguna, ni hay noticias por radio/internet ni nadie sabe nada con certeza -, significa que el impacto en las infraestructuras nacionales ha podido ser severo y de amplio alcance geográfico (indeterminado, en todo caso) y es recomendable reunir a nuestros familiares y dirigirse hacia alguna zona menos poblada y más al sur, donde la red ha podido resistir mejor.

En particular, si además de a esos 4 factores de comprobación aludidos se ha afectado, adicionalmente, a nuestros vehículos y otros aparatos electrónicos independientes de la red, como baterías de portátiles, o transistores a pilas hay que entender que el carácter del pulso electromagnético natural (EMP) asociado al evento habrá sido particularmente severo. No estaríamos entonces ante ningún escenario como el de Quebec en 1989 y en ese caso  mejor partir lo antes posible. De todas formas algo así nunca se ha verificado, y que algo de tal alcance pudiese suceder por el momento sólo es una teorización.

Y si se vive en las inmediaciones de una infraestructura crítica sensible a lo que hay que estar pendiente, siempre, será a lo establecido en su plan de emergencia y a las instrucciones de los responsables de protección civil de la zona sobre el concreto modo de actuar y de valorar la situación allí.

Sea como sea, si nos vemos envueltos en una situación de fallo de uno u otro alcance, hemos de prevenir la posibilidad de que las llamadas para contactar con otros de nuestros seres queridos puedan no funcionarán.

Por ello lo primero necesario es tener previamente establecido:

a) un plan de comunicaciones y
b) un par de sencillas pautas para la reagrupación familiar desde el principio del escenario para,
c) llegado el caso,  dirigirse a un lugar seguro familiar de referencia previamente establecido juntos - fuera de la ciudad y a una distancia prudente de otras instalaciones críticas sensibles -.

Es importante que el conjunto de ese plan sea “refrescado” de vez en cuando entre los miembros de la familia y que todos sepan a donde dirigirse para el reagrupamiento inicial y el desplazamiento posterior de ser necesario.

Es importante que el desplazamiento hasta dicho lugar seguro se produzca siempre con toda normalidad y observancia de las normas de circulación. Con mucha más prudencia en realidad: hay que prestar especial atención a cortes y obstáculos imprevistos, o semáforos y otros elementos de señalización electrónica que han podido dejar de funcionar.

Es importante prestar especial atención a todo lo relativo al acompañamiento de menores, familiares con alguna discapacidad o que requieran de alguna atención especial y ancianos de avanzada edad.
Es importante disponer de cosas como un mapa de carreteras actualizado y bicicletas por cada miembro (en portabicicletas, p. ejemplo) como medio secundario, ya que pueden resultar de utilidad.

Es importante que para poder realizar dicho desplazamiento en condiciones adecuadas hayamos preparado antes los recursos básicos que nos permitan estar bien una vez alcancemos ese "LUGAR SEGURO FAMILIAR DE DESTINO". Por ello la mayoría de los recursos de este decálogo los guardaremos directamente en dicho lugar seguro familiar de destino; pero unos pocos recursos los tendremos en casa, directamente a mano y siempre con nosotros.

Un ejemplo sencillo de las cosas para tener siempre a mano en casa son las "mochilas listas para salir" recomendadas a los ciudadanos por el programa "Prepárate Madrid" del ayuntamiento de la capital (http://www.madrid.es/UnidadesDescentralizadas/Emergencias/PreparateMadrid/Ficheros/Preparate/despliegue_mochila.jpg ) añadiéndole algo de comida no perecedera por persona para más de 3 días y los elementos que se indican en los puntos 3 y 4 de este Decálogo ("Agua" y "Protección ante los elementos").

Simplemente con visitar alguna gran superficie comercial, alguna cadena de tiendas deportiva/de multiaventura se pueden encontrar una amplia variedad de posibilidades para cubrir los preparativos indicados a continuación.

3- Agua y medios de potabilización portátiles.

Contar con una reserva de agua mineral directamente a mano y medios de potabilización.
Beber agua potable es la segunda necesidad humana después de respirar (mínimo 1,5 litros día/persona, según actividad) , y un apagón generalizado de estas características podría suponer semanas de afectación mientras el flujo se reestablece.

Esto es muy importante, y debe ser la primera preparación material de todas a adoptar a causa de la denominada regla del 3 en situaciones de emergencia: Una persona no puede resistir más de 3 minutos sin aire, 3 días sin agua potable, ni 3 semanas sin comida.

Disponer de suficiente cantidad de agua potable y segura a mano en función del número de personas en peligro y durante el tiempo suficiente, es un factor crítico en cualquier emergencia. No lo podremos subrayar lo suficiente.

Por ello, además de contar con unas garrafas de agua mineral de reserva,directamente disponibles en el lugar seguro de reagrupación familiar, recomendamos la adquisición de algún medio seguro de filtración automática portatil como los “life straw” familiares, o similar, o como una cantimplora de montaña por persona de las que incorporan filtros potabilizadores. Métodos que resultan especialmente seguros en tanto que no requieren ni de ningún tipo de manipulación - más allá del simple llenado -, ni de dosificación, ni de tiempo espera, reduciendo por tanto el riesgo de que el proceso potabilizador se haga incorrectamente y genere un riesgo adicional para la salud.

Tales métodos de potabilización no sustituyen, en todo caso, al sentido común de examinar adicionalmente que en las inmediaciones que el agua que pretendemos tomar no proviene de aguas estancadas o resulta contaminada de alguna forma con heces o animales en descomposición.

4- Protección personal ante los elementos.

Contar con un buen saco de dormir testado y esterilla por cada miembro de la familia, ropa de abrigo (gorro, guantes, bufanda), no sabemos si el apagón temporal puede suceder en invierno como sucedió con la mencionada tormenta geomagnética de Quebec. Tampoco sabemos cual podría ser su concreta duración ahora (días, semanas, meses...) lo que hace especialmente recomendable contar con medios autónomos de calefacción en el lugar de reagrupación familiar. La pequeña tienda de campaña familiar habitual de excursiones y camping.

Gafas polarizadas (gafas de repuesto también si se necesitan) y un pañuelo de tela grande de distintos usos (mascara improvisada, gorra para el sol, prefiltro de partículas para el agua, pequeñas heridas...). Tapones para los oidos. Botas para caminar aptas para la lluvia, así como un poncho para la lluvia resulta así mismo especialmente recomendado. Chandal, vaqueros y similar y mudas y calcetines de repuesto. Algo de hilo, aguja y algunos botones no ocupan lugar.

Junto a ello otros elementos adicionales de protección personal como algún repelente efectivo de mosquitos y otros insectos, bien sea en spray repelente/pulsera bien algún modelo de repelente tipo colgante por ultrasonidos de eficacia probada que protege las 24 horas del día, habitualmente en un par de metros de radio, y de forma continuada durante meses hasta que se agote su pila botón.

Un buen cinturón, capaz de resistir cargas y esfuerzos, puede ofrecernos así mismo múltiples usos para asegurar/sujetar carga, ayudarse a superar pequeños desniveles formando una cadena humana o para evitar perdidas en condiciones meteorológicas adversas.

5- Reserva de alimentos no perecederos.

Contar con una reserva de alimentos no perecederos proporcional al grupo familiar transportada o transportable al lugar de reagrupación.

El "EMP Act América" y la Protección Civil de Portugal  han recomendado un mínimo de 2 semanas de suministros por persona; la Asociación Española de Protección Civil para los Eventos Climáticos Severos recomienda que se comience por esas 2 semanas pero que se vaya ampliando paulatinamente dicha cantidad hasta alcanzar un mínimo de 2 meses/persona como mera reserva de maniobra  ante el riesgo potencial de larga duración de la situación generada.

Hay que tomar en cuenta que, en general, las recomendaciones tradicionales de preparación para fenómenos estándar de "72 horas" (3 días) en los que "alguien" llegará para ayudar pueden quedar muy desfasadas ante el carácter único que pueden alcanzar eventos excepcionales de estas características, y deben ser ampliadas.

En la selección de alimentos siempre se deberá tomar en consideración incompatibilidades y preferencias alimenticias y partiendo de elementos altamente nutritivos como lentejas y garbanzos cocidos, arroz y harina, sardinas/atún en lata (siempre lata mejor que cristal, y siempre abre fácil en lo posible); complementar con leche y patata en polvo, pastillas de caldo, tomate natural triturado, galletas comunes, y algún complemento alimentario como el alga "espirulina platensis" – promovida por Naciones Unidas para situaciones de emergencia por su alto poder nutritivo y adquirible en centros dietéticos –. Sal (de la yodada y fluorada), aceite de oliva y miel como reguladores de ingesta cotidiana. Especias como ajo, canela o albahaca. Abundante fruta variada en almibar y en formato infantil de potito.

Una cucharadita diaria de cacao puede ser un antidepresivo natural y posee distintos efectos beneficiosos; infusiones como la tila, la manzanilla o el té son polivalentes, muy ligeras y de larga conservación.

Lo importante, en general, es seleccionar aquellas unidades que den de si el mayor consumo preferente posible en etiquetado y - fundamental - llevar una pequeña libreta de control anotando fechas y cantidades. Su almacenaje deberá ser en lugar fresco, seco y al amparo de la luz, a poder ser en contenedores plásticos cerrados de tamaño mediano que los proteja de insectos y que permitan su rápido manejo llegado el caso.

Otro buen complemento son los multivitaminas (con multiminerales), siempre que su ingesta se mantenga dentro de las cantidades recomendadas y se acompañe siempre del suficiente aporte líquido diario (sopena de daño a los riñones). Refuerzos de vitamina C y calcio resultan en todo caso imprescindibles ante cualquier posible escenario de larga duración.

La reserva de alimentos debe incluir piensos para nuestras mascotas, baratos y de larga duración por lo general.

Es imprescindible disponer de algún tipo de equipación de camping gas y al menos olla/sarten/pasapuré para la preparación de alimentos y cazo polivalente de latón y cubierto por persona.

6- Botiquín familiar ampliado.

Puesta al día del botiquín familiar siempre de conformidad a los medicamentos aptos para los miembros de la propia familia e incorporando cosas como algún antibiótico, antiinflamatorio, aspirinas, paracetamol, antidiarreico, y suero oral. Algún antiestamínico genérico y abundantes gasas estériles y yodo para desinfección. Banda adhesiva multiusos omnifix u otra, y puntos americanos o de aproximación. Alcohol para esterilización. Crema hidratante y bicarbonato.

Se deberá prestar nuevamente especial atención a contar con una provisión de reserva suficiente respecto de las necesidades especiales de menores, personas de avanzada edad, o aquellas otras con dolencias crónicas (cosas como antialérgicos específicos, inhaladores para asma de reserva, medicación para la diabetes, hipertensión, etc).

Instrumental básico como un termómetro de galio (ni mercurio, ni electrónico), tijeras pequeñas, gotero para dosificación, guantes esterilizados desechables o pequeñas pinzas para extracción, son otros elementos de utilidad.

7- Manual técnico en papel.

Contar con un manual en papel guardado en bolsa hermética, con técnicas básicas de orientación, acampada, técnicas de potabilización auxiliar, nociones de primeros auxilios, etc, como el manual "Wiseman" adoptado por protección civil y fuerzas armadas en varios países del mundo y que se puede comprar en la FNAC y otras librerías, o en su defecto un sencillo manual Scout u otros similares.

8-Medios de higiene personal.

Contar con una reserva de medios de higiene personal y limpieza en el lugar de reagrupación así como un pañuelo extra de tela (larga duración a diferencia de toallitas húmedas/clinex), una esponja por persona (en especial para limpieza humedecida si hay poca agua), papel wc, jabón de glicerina, lejía (de la expresamente apta también para potabilización según etiquetado como medio auxiliar), friegaplatos y elementos sustitutivos de las compresas femeninas (como el "Mooncup" y otros disponibles en el mercado); Es importante prestar una especial atención a una cantidad suficiente de pañales en caso de contarse en el grupo con niños de corta edad. Fundamental contar con medios suficientes de higiene dental que no pueden faltar, y de desparasitación ante piojos.
También es necesario atender a la desparasitación oral y collar de repuesto para nuestras mascotas.

9- Varios útiles de alto valor en emergencias (cerillas, transistor, navaja multiusos, linterna y otros).

Contar con algunas otras pequeñas herramientas útiles, desde medios de encendido (como 3 o 4  paquetes de cajas de cerillas pequeñas de las normales y baratas, repartidas en bolsas herméticas lo que, por un par de euros, nos garantizará numerosos encendidos sencillos por unos gramos de peso, que habrán de ser manejados siempre con la debida prudencia), a una simple linterna, o un sencillo transistor - mejor si ambas usan la misma pila (recargable) y tenemos, además, reserva extra y un cargador de pilas solar que les dé servicio - disponible a precio económico y en varios modelos en el mercado -; un par de pequeños "rad sticker", monocular para avistar y pequeña brújula, una pequeña navaja multiusos (con función de abre latas), un silbato para hacer señales. Parches y bombín para la bicicleta.

Distintos elementos para pequeñas confecciones: Cinta americana, plástico cubretodo como el que se usa para pintar una habitación; bolsas de basura y un simple tubo de pequeño diámetro de un metro pueden ser muy polivalentes; bridas y cordel resistentes; herramientas de bricolaje de las que habitualmente se tienen en casa como alicates o destornillador.

Que no se olvide incluir lápiz y papel para cualquier posible anotación o mensaje. Una baraja de cartas, juegos de familia, pelota de tenis o algún pequeño elemento similar no ocupa lugar, en especial si hay niños y mascotas.

En una tormenta solar no es previsible, en principio, la afectación de elementos electrónicos de alimentación independiente, o que en ese momento se encuentren desconectados de la red.

Con todo, como prevención simultanea tambien ante un EMP - p. ejemplo, tecnológico - de igual manera que el almacenaje de alimentos tiene sus requerimientos básicos, el almacenaje de radio, linterna y otros elementos electrónicos o eléctricos "de reserva" debería seguir una recomendación fundamental: tenerlos guardados por rutina en una sencilla "estantería-caja faraday" casera, como la que explicamos en la correspondiente nota.

Esa misma estantería puede ser, además, el mejor lugar de la casa para tener una copia de seguridad de nuestros archivos informáticos, por ejemplo en un disco duro externo o un pendrive, donde cabrían, con facilidad, una enorme cantidad de documentación personal escaneada, o materiales pdf con indicaciones de utilidad práctica, o incluso un viejo portatil sin uso que poder alimentar llegado el caso con los cargadores solares, aunque sea para un par de horas al día para consultarlo.

10-Chapas personales, dinero efectivo y documentación.

Llevar consigo fotocopia en bolsa con cierre hermético de la documentación personal y familiar más esencial: documentos de identidad y pasaporte, libro de familia, cartilla médica, veterinaria, fotografías, pólizas de seguro, estractos bancarios y escrituras de propiedad, así como algo de dinero en efectivo ya que sería probable que los cajeros no funcionasen o se pudiesen ver desbordados.

Es además recomendable que todos los miembros del grupo porten algún tipo de identificación personal (colgante/pulsera) con su nombre y apellidos, su grupo sanguíneo, posibles alergias médicas y alimenticias - de existir - u otras enfermedades crónicas, así como datos de contacto hacia otros miembros del grupo, muy en particular los niños.

Europa Press: Expertos declaran el clima espacial riesgo emergente


Instrucciones para un terremoto


Para leer antes de encontrarse en situación límite.
por GUSTAVO GUZMÁN / EDITORIAL METROSCÚBICOS

CIUDAD DE MÉXICO DF (CNN Expansión). Después del sismo del martes 20 de marzo en la Ciudad de México y en diferentes estado del país, las autoridades hicieron un llamado para que las personas revisen sus inmuebles con la finalidad de detectar daños ocasionados por el temblor.

Óscar Roa, director de Prevención de la Secretaría de Protección Civil, explicó que para identificar daños estructurales en las casas, departamentos e inmuebles en general, las personas deben revisar si existen fisuras o grietas diagonales en cualquier muro, trabe o columna que no estuvieran antes del sismo.  Y si la grieta no es superficial, es decir, del recubrimiento de pintura o yeso.

En caso de detectar algún daño estructural, Roa señaló que es necesario llamar a un ingeniero o arquitecto para que revise y determine si es necesaria la intervención de un especialista en la materia.

El funcionario explicó que el daño estructural se refiere a las afectaciones que sufra el “esqueleto” del edificio y en caso de que el personal de gobierno determine que el inmueble tiene un daño estructural, evaluará su habitabilidad y qué tipo de trabajos se deben realizar para repararlo

Por todo esto, a continuación te presentamos cuáles son los principales puntos que debes revisar en tu casa o departamento después de un sismo, así como las principales medidas de seguridad que debes aplicar.

Cómo reconocer daños simples o estructurales
Los sismos someten a las edificaciones a distintas fuerzas para las cuales pueden estar o no preparados. De esta forma pueden generar daños estructurales y no estructurales, peligrosos para los ocupantes. El primero puede provocar derrumbes parciales o totales, y el segundo, por caída de materiales.

Generalmente después de un sismo se suceden varias réplicas. Aun siendo de menor magnitud, éstas actúan sobre estructuras o materiales que han sido deteriorados o están inestables, por lo cual es importante hacer una revisión de la edificación.

Revisión externa
Lo primero es revisar el hundimiento y la inclinación del inmueble, el cual no debe estar hundido, pues indica que el suelo no es resistente. De la misma forma no debe haber grietas grandes en el terreno.

Tampoco debe estar inclinado. Para revisar la inclinación se ata un objeto pegado a un cordel en la parte más alta del muro, y el cordel cae. En un muro de 2.3 metros de alto la inclinación no debiera ser mayor a 5 mm. Si la inclinación es mayor, se debe abandonar el inmueble hasta que sea revisado, sobre todo si es de más de un piso.

Revisión interna
Si la inclinación no presenta problemas, se procede a revisar el interior del inmueble. Es importante saber que hay elementos diseñados para soportar el peso de las estructuras y otros que sólo sirven para aislaciones o separaciones estéticas.

Los elementos estructurales importantes son los muros, losas, columnas y vigas de hormigón armado que la mayoría de las casas tiene. Estos elementos no deben estar alterados. Si lo están, transforman la vivienda en insegura en diferentes grados.

Los elementos no estructurales son los tabiques que pueden ser de distintos materiales. En caso que no tengan elementos de hormigón armado, hay que diferenciar entre casas de albañilería, adobe, madera u otros.

Inmuebles de hormigón
Los tabiques suenan huecos al golpear la pared con los nudillos, los muros son sólidos, se notan “rellenos” al golpear. Grietas en tabiques no importan. No sostienen nada y no revisten ningún problema para la estabilidad de la estructura. Tampoco importan las grietas verticales u horizontales en un muro en donde se divide en muro sólido y tabique, esto es debido a la diferencia de flexibilidad de los materiales.
Para comprobar esto, golpear con los nudillos o con un martillo a cada lado de la grieta, a 2 centímetros. A un lado debiera sonar hueco y al otro no. Aún así, si las grietas son pronunciadas, es recomendable no habitar junto a ellas. Las réplicas pueden hacer caer el material. Esta misma precaución debe tomarse con otros elementos de fachada que se vean en peligro de derrumbe, como vidrios, chimeneas, techos falsos o balcones.

Las grietas son importantes cuando están en elementos o muros estructurales. ¿Cómo se reconoce un muro estructural?: Conviene buscar el plano estructural del inmueble, del cual normalmente existe una copia en el Registro Público de la Propiedad. Si no existe dicho plano, de forma general fíjjate en lo siguiente:

En casas de concreto: columnas, vigas, muros y losas de entrepiso

En edificios: Además de los anteriores, muros que rodean los ascensores y separan departamentos. Las vigas y columnas no deben estar dañadas pues son los elementos que sostienen la estructura. Si están dañadas, puede ser por rajaduras o grietas del concreto o a exposición del fierro. Si el fierro se ve, indica daño muy severo, sobre todo si están cortados o doblados. En el caso de una casa de un piso, es conveniente no habitar la zona cercana a la falla, si es de más de un piso o edificio, es recomendable abandonar el inmueble hasta que sea revisado.

En caso de que no se vea fierro a simple vista pero haya una grieta importante, es conveniente revisar con un alfiler a través de la grieta si el fierro está expuesto. Tampoco es bueno si una columna presenta grietas horizontales en los extremos superior e inferior.

En los muros estructurales las grietas diagonales son las más peligrosas. Una grieta con forma de X necesita una revisión urgente. Este tipo de daño suele ser reparable, a diferencia de los problemas en los enfierrados.

Los muros estructurales pueden agrietarse en diferentes magnitudes. Una grieta menor a 2 mm suele no es peligrosa a menos que sea generalizada, en ese caso pedir una evaluación. Si la grieta es de entre 2 mm y 5 mm se recomienda reparar la grieta rellenándola. Si es generalizada en muchos lugares de la casa, se recomienda no habitarla hasta que sea revisada. Si es de 5 mm a 1 cm, se recomienda no habitar la zona de la casa cercana al daño, y ver si se puede reparar inmediatamente. En caso que la grieta sea mayor a 1 cm, se recomienda abandonar el inmueble hasta que sea revisado.

En las losas de los techos vean si hay grietas oblicuas o diagonales o un descenso en el centro del ancho más largo de la losa del techo, eso es también mala señal. Si las grietas o fisuras en las losas del techo son paralelas a las ventanas, vigas o cadenas, entonces puede ser estuco, y no representa daño. En el caso de losa radiante, esta suele no estar en elementos estructurales.

En el caso de edificios, es imprescindible revisar la caja de los ascensores. Cualquier daño en los muros de los ascensores debe ser revisado urgentemente. Si hay grietas diagonales en los muros de los ascensores es conveniente evacuar el edificio de inmediato. En cualquier otro caso, es necesario llamar a una evaluación lo antes posible. Las grietas en los muros perimetrales que no comprometan otras estructuras como columnas, no son señal de daño estructural porque no están pensadas para resistir el peso del edificio, solo son muros para espacios. Pero deben ser reparados.

Casas de albañilería y adobe
Para casas de albañilería, se deben seguir las mismas indicaciones que para inmuebles de hormigón en cuanto a daño de vigas, columnas o tamaño de grietas en muros.

Si las casas son de ladrillo solo hay armadura en las esquinas y son generalmente de dos o tres anillos, que es lo normal. En estos casos si hay grietas en las esquinas entonces hay daño severo.

En el caso de casas de adobe, éste suele ser rígido y no resistir bien los distintos tipos de fuerzas que provoca un terremoto. Más aún, es importante mantener en cuenta para futuras réplicas que a diferencia del hormigón y el fierro, el adobe no se deforma antes de colapsar, sino lo hace de forma repentina. Es por lo anterior que siempre deben considerarse vulnerables sísmicamente.

Si los muros tienen fisuras menores a 0,5 mm (medio milímetro) habitar con precaución y reparar las fisuras posteriormente. Si los muros tienen fisuras mayores a medio milímetro evitar habitar la zona de la casa involucrada, si la situación es general no habitar la casa.

En el caso de casas de madera, se recomienda no habitar la casa si se ven roturas en vigas o columnas, o si hay daños en más del 20% de los muros de la casa.

Si en tu casa, departamento o edificio detectas agrietamientos, formación de fracturas o pandeos, derrumbe o caída parcial, inclinación de la estructura, desprendimiento de yeso o ruptura de tuberías, haz tu reporte a la Secretaría de Protección Civil en el teléfono 5683 2222 o consulta la página web de la CENAPRED y del Servicio Sismológico Nacional. Mantente informado a través de las fuentes oficiales. Recuerda que la Ciudad de México se encuentra en una zona sísmica, por eso debes estar bien informado y preparado.

Familia precavida
Existe una lista de las cosas que hay que tener cerca y serían de utilidad en caso de un sismo. Organízalas con tus hijos y explícales para qué son y cómo usarlos.

> Extintor.- Enseña a los niños a manejarlo adecuadamente. No permitas que se convierta en un elemento de juego y explícales en qué casos pueden usarlo. Este se debe ubicar en un sitio de fácil acceso y mantener en buen estado. Revisa la fecha de vencimiento.

> Linterna.- Será muy útil si el sismo ocurre en la noche o si provoca un apagón por mucho tiempo.

> Silbato.- Que preferiblemente sea metálico, pues no se deteriora. Este servirá para hacer sonidos en caso de quedar atrapado. Un silbato permite que los perros reconozcan el sonido y puedan localizar mejor.
> Radio portátil.- Sirve para escuchar las recomendaciones que impartan las autoridades como los puntos de encuentro, lugares a los que no se debe ir y puntos donde se darán ayudas humanitarias.

> Pilas.- Guarda suficientes pilas de repuesto para el radio y la linterna y déjalas fuera de los aparatos para que no se gasten ni se oxiden los contactos de los aparatos.

> Agua potable y pastillas purificadoras de agua.- El cuerpo se puede mantener sin alimento, pero nunca sin hidratarse. No bebas agua que encuentres en la calle por más clara que parezca porque puede estar contaminada. En el caso de los bebés, es recomendable tener leche en polvo.

> Comida enlatada.- Ten en cuenta que sea lista para digerir. No olvides revisar continuamente la fecha de vencimiento. También incluye alimentos como paletas de dulce y barras de cereal, estos darán calorías al cuerpo en caso de tener que ubicarte en la calle. Para los niños, puedes incluir leche en polvo y agua.

> Documentos importantes.- Mantén una copia de tu identificación, carnet  de servicios médicos de toda la familia, escrituras de la casa y pólizas de seguro, preferiblemente plastificadas. Ten a la mano algo de dinero.

> Elementos de aseo personal.- Crema, cepillo para dientes, papel higiénico y jabón. Toallas higiénicas suficientes (en el caso de las mujeres). Y elementos esenciales para la limpieza y cuidado del bebé, como pañales y toallitas.

> Botiquín de primeros auxilios.- Con los medicamentos esenciales y el equipo básico de primeros auxilios. También con aquellas medicinas que requiera algún familiar. Por ejemplo, si algún miembro es diabético o hipertenso, incluye unas cajas de repuesto y revisa continuamente las fechas de vencimiento.

> Guantes de carnaza o industriales.- Útiles para remover escombros. Una navaja multiusos también es útil.

> Sudaderas impermeables.- Si enrollas bien la sudadera, esta no ocupará mucho espacio y en caso de un sismo en la noche puede servir de mucho para apaciguar el frío.


Qué hacer en caso de un sismo (Fuente: Servicio Sismológico Nacional de México)

ANTES

1.-Dialogue en el hogar acerca de los sismos y otros posibles desastres y formule un plan de protección civil.

2.- Participe y en su caso, organice programas de preparación para futuros sismos que incluyan simulacros de evacuación.

3.- Cumpla las normas de construcción y uso de suelo establecidos.

4.- Recurra a técnicos y especialistas para la construcción o reparación de su vivienda, de este modo tendrá mayor seguridad ante un sismo.

5.- Ubique y revise periódicamente, que se encuentren en buen estado las instalaciones de GAS, AGUA, y SISTEMA ELECTRICO. Use accesorios con conexiones flexibles y aprenda a desconectarlos.

6.- Fije a la pared repisas, cuadros armarios, estantes, espejos y libreros. Evite colocar objetos pesados en la parte superior de éstos, además asegure al techo las lámparas y candiles.

7.- Tenga a la mano los números telefónicos de emergencia, un botiquín, de ser posible un radio portátil y una linterna con pilas.

8.- Porte siempre una identificación.


DURANTE

Si está bajo un techo

1.- Conserve la calma y tranquilice a las personas de su alrededor.

2.- Si tiene oportunidad de salir rápidamente del inmueble hágalo inmediatamente, pero en orden. RECUERDE: NO grite, NO corra, NO empuje, y diríjase a una zona segura.

3.- NO utilice los elevadores/ascensores.

4.- Aléjese de libreros, vitrinas, estantes u otros muebles que puedan deslizarse o caerse, así como de las ventanas , espejos y tragaluces,

5.- En caso de encontrarse lejos de una salida, ubíquese debajo de una mesa o escritorio resistente, que no sea de vidrio, cúbrase con ambas manos la cabeza y colóquelas junto a las rodillas. En su caso, diríjase a alguna esquina, columna o bajo del marco de una puerta.

6.- Una vez terminado el sismo desaloje el inmueble y recuerde: NO grite, NO corra, NO empuje.

En lugares donde hay mucha gente

1.- Si se encuentra en un cine, tienda o cualquier lugar muy congestionado y no tiene una salida muy próxima, quédese en su lugar, cúbrase la cabeza con ambas manos colocándolas junto a las rodillas.

2.- Si tiene oportunidad localice un lugar seguro para protegerse,

3.- Si está próximo a una salida desaloje con calma el inmueble.

En un edificio alto

1.- Protéjase debajo de una mesa, escritorio resistente, marco de una puerta, junto a una columna o esquina.

2.- NO se precipite hacia la salida NI utilice elevadores.
En el automóvil

1.- En cuanto pueda trate de pararse en un lugar abierto y permanezca en el automóvil; NO se estacione junto a postes, edificios u otros elementos que presenten riesgos, NI obstruya señalamientos de seguridad.

2.- Si va en la carretera maneje hacia algún lugar alejado de puentes o vías elevadas y permanezca en su vehículo.

En la calle

1.- Aléjese de edificios , muros, postes, cables y otros objetos que puedan caerse. Evite pararse sobre coladeras o registros.

2.- De ser posible vaya a una área abierta lejos de peligros y quédese ahí hasta que termine de temblar.


DESPUES

1.- Efectúe con cuidado una completa verificación de los posibles daños de la casa.

2.- NO hacer uso del inmueble si presenta daños visibles.

3.- NO encienda cerillos, velas, aparatos de flama abierta o aparatos eléctricos, hasta asegurarse de que no haya fuga de gas.

4.- En caso de fugas de agua o gas, repórtelas inmediatamente.

5.- Compruebe si hay incendios o peligro de incendio y repórtelo a los bomberos.

6.- Verifique si hay lesionados y busque ayuda médica de ser necesaria.

7.- Evite pisar o tocar cualquier cable suelto o caído.

8.- Limpie inmediatamente líquidos derramados como medicinas, materiales inflamables o tóxicos.

9.-No coma ni beba nada contenido en recipientes abiertos que hayan tenido contacto con vidrios rotos.

10.-No use el teléfono excepto para llamadas de emergencias; encienda la radio para enterarse de los daños y recibir información. Colabore con las autoridades.

11.- Esté preparado para futuros sismos (llamados replicas). Las replicas, generalmente son más leves que la sacudida principal, pero pueden ocasionar daños adicionales.

12.-No propague rumores.

13.-Aléjese de los edificios dañados.

14.-Verifique los roperos, estantes y alacenas, ábralos cuidadosamente, ya que le pueden caer los objetos encima.

15.- En caso de quedar atrapado, conserve la calma y trate de comunicarse al exterior golpeando con algún objeto.



Seguimos transitando esta maravillosa ruta que hemos emprendido como desafio para el 2012 un sendero que nos conduce a rescatar el pasado empoderandonos en la energia del Hoy y asi sanar el alma, el cuerpo, el espiritu y equilibrar las emociones. Nos estamos conectando con las nuevas vibraciones de este maravilloso tiempo de Libelulas sin olvidarnos de participar y guiar ceremonias de Sanacion, Abundancia y Agradecimiento a nuestra Madre Tierra,a Mama Quilla y a la Señora de las Aguas Yaku Mama, a aquellas que tanto hemos maltratado y por eso Claman !!!!
Jallalla
Dra Monica De Luca - Mayta Pacha


No hay comentarios:

Publicar un comentario