lunes, 26 de septiembre de 2011

LUNA NUEVA EN LIBRA TIEMPO DE EQUILIBRAR TU VIDA !!!! Y SHANA TOVA UMETUKA


Luna Nueva Libra, martes 27/09 a las 8h07m en Argentina
En numerosas ocasiones hemos mencionado los efectos de la Luna fuera de curso pero pocas veces en el año vemos períodos tan largos como los de estos dias, además los enfrentamientos de energías nos invitan avaluar en qué área de tu vida puedes darte permiso para actuar y en cuáles debes mantener el equilibrio y la estabilidad.
Luna Nueva en Libra 27 de Septiembre: Esta Luna Nueva en Libra va acompañada de otros cuatro planetas: Mercurio, Venus, Saturno y Juno todos en Libra, con Mercurio, la Luna y el Sol, renovando la gran T-Cuadrante Cardinal que nos viene azotando desde el año pasado. Bueno, en realidad desde el 2008. De lo que podemos estar seguros es que es un oportunidad más, para lanzarnos al cambio, y que si insistimos en mantenernos dentro de viejos patrones, relaciones, trabajos, profesiones, que no nos llenan el alma, que nos impiden crecer, nos encontraremos con que el cambio parece venir de afuera, sin que lo podamos controlar. El cambio siempre requiere saltar a lo desconocido y esto causa mucho miedo. Pero el miedo no es necesariamente una mala cosa, debemos respetarle, pero no dejarle paralizarnos.
En toda aventura hay un elemento de riesgo, como lo es el mismo nacimiento. Nada nos prepara para el desafío, excepto nosotros mismos. En estos momentos cuando lo material y las finanzas parecen tan efímeras y poco controlables, el desarrollo de nuestra “llamada interna”, como lo llama James Hillman parece una necesidad inminente.
Hoy mientras miraba X Factor USA, me preguntaba cuál era la fascinación que este tipo de programa parece crear entre la gran masa de gente, yo incluida. Y es que los concursantes buscan un sueño, el sueño de “hacer todo el tiempo, eso que AMAN HACER”, es decir la expresión de sus talentos y el poder ganarse la vida con ello. Algo que debería ser lo normal, se convierte en un lejano sueño que debe abandonarse cuando crecemos y debemos buscar la seguridad financiera. Seguimos gobernados por viejos patrones, de los años del desarrollo industrial, cuando debíamos hacer trabajos que se necesitasen para levantar el país, en vez de lo que verdaderamente queremos y amamos hacer. Todavía escucho muy a menudo, “pero es que del arte nadie vive”.
Y eso no es así, mucha gente vive del arte y el arte consiste en desarrollar nuestros talentos, sean los que sean. Cuando se nace con un talento, también se nace con la habilidad de desarrollarlo, y si no estamos dispuestos a luchar por ello, es por una educación caduca y  de la cual debemos alejarnos, si queremos mejorar este mundo y vivir con amor.
Si no amamos lo que hacemos, cómo podemos amar la vida y por tanto a los demás? Esta Luna tiene a Venus, regente de LIbra, al lado de Saturno y Juno, o Hera en la Mitología Griega, símbolo de la esposa, combinación que nos habla de la responsabilidad y el trabajo que se requiere para hacer funcionar una relación. Venus en su expresión en el signo de Tauro, representa la diosa de la Seducción y el amor erótico, como lo vemos en la relación de Afrodita con Ares, su amante eterno. Pero Afrodita-Venus estaba casada con Hefesto, el hijo deforme de Juno. Esta es una relación en la que ella se siente obligada y en la cual debe trabajar  para mantener. Saturno nos recuerda que el trabajo duro en el desarrollo de nuestras habilidades  y talentos es vital, para ganar riqueza espiritual y poderío interno. Es aquello por lo que luchamos y trabajamos, sin ninguna garantía de éxito, simplemente por que amamos hacerlo y sentimos que lo debemos hacer, que nos llena el alma. Las finanzas y lo material y hasta las relaciones se pueden perder, pero nuestros talentos y el trabajo que hayamos puesto en ello, nunca.
Es justamente el desarrollo de nuestra llamada interna, nuestra obligación más urgente, pues ello nos permite amarnos y respetarnos, para que podamos lanzarnos a la labor de amar y respetar a otros. Es ese trabajo que nos diferencia de otros y nos convierte en seres únicos y especiales.  El desarrollo de una técnica que mejor nos facilite la expresión de nuestros talentos, es también indispensable. Todo esto habla de Venus en conjunción a Saturno. La autoestima no nos la puede dar otro, excepto cuando somos niños, ese reflejo en el rostro paterno o materno, a la hora de apreciar  y valorar lo que hacemos. “Mira mami, mira papi” dice el niño, buscando la aprobación o la admiración de sus padres.
Si las caras de tus progenitores no te han devuelto esa admiración deseada, tendrás que trabajar más duro en obtenerla, pero lo que sí es cierto, que una vez que te hayas trabajado tus talentos, ya no necesitarás a nadie más que a ti y a tu propio esfuerzo. Es justamente ese trabajo duro que nos convence que lo que hacemos vale la pena y que nosotros  y nuestra vida valen la pena.
Marte desde Leo, y en contacto a Jupiter en Tauro,  refuerza esa tarea del desarrollo de los talentos personales, y nos llena de esa energía creativa a la hora de lanzarnos a un nuevo proyecto con la inspiración y el optimismo necesarios para largarnos a lo desconocido.
Signos cardinales (Aries, Cáncer, Libra y Capricornio) sobre todo Cáncer, al ser la pata que le falta a la T-cuadrante, son los más afectados por esta Luna Nueva, pero por supuesto afecta a todos aquellos con planetas en estos signos. Lejos de ser algo negativo, esta es sin duda la gran oportunidad de hacer lo que uno debe hacer, para estar más feliz y en armonía con quien  uno realmente es. La maravilla de la astrología es el hecho de que nos permite comprender que el camino a la felicidad está lleno de cambios, crisis, y por sobre todo, que todo ello simplemente nos acerca a vivir más en armonía con el Cosmos del que somos parte. Fuente: Astrologia Arquetipica
 
Esta semana la empezamos terminando cuarto menguante, nuevamente el lunes será para terminar todo lo que te queda pendiente y correspondía terminar en este ciclo lunar, según tus mapas mentales y, para analizar lo hecho de forma tal de determinar si debes corregir rumbos, que metas quieres alcanzar y que actividades quieres comenzar en el nuevo periodo que empezará el martes 27 con la Luna Nueva de Libra. El novilunio viene con pronósticos que se ven altos en eventos asociados con el signo de la Balanza celestial lo que nos dice que esta semana especialmente y hasta el 26 de octubre las relaciones interpersonales (con pareja, socios o profesionales), la búsqueda del equilibrio y la armonía, los cambios diametrales, la necesidad de llegar a acuerdos o de ser justo, el Feng Shui y la velocidad en la acción sin quedarse paralizado ante lo que pase, tendrán fuerza. Caso que las cosas no te marchen como esperas activar las ganas de hacer las cosas, actuar como el guerrero estratega o con iniciativa, buscar la motivación o el factor activador de lo que quieres lograr y defender tus ideas con cordialidad puede ser la mejor forma de invertir la situación.
Recomiendo tomar nota de los que pase estos hasta el 03 de octubre inclusive, porque te puede servir de guía para el resto del mes lunar, si los sabes acomodar a cada circunstancia posterior.
Recordemos que aproximadamente 18 horas antes y 18 horas después del novilunio no es recomendable realizar grandes esfuerzos sino mas bien tomarse las cosas con calma y descansar todo lo que se pueda descansar, enfocando la mente en nuestros deseos y pensamientos positivos. Estamos hablando exactamente de las 11 con 08 minutos y 40 segundos de la mañana del martes 27 tiempo universal (Suma 2 para España, resta 3 para Argentina, 5 para Colombia y 4,5 para Venezuela) por lo que es durante parte del lunes y todo el martes la transición si en esas horas tienes que tomar alguna decisión importante, lo sugerido es que la pienses bien porque de eso dependerá la calidad de los sucesos siguientes, recuerda que el camino de la luz puede no ser el mas fácil pero si el mejor. Será propicio ocupar dicho tiempo para realizar el cheque de la abundancia, iniciar el ritual de las 49 planas, planificar el mes, hacer o renovar los mapas mentales que guíen tus planes, o actualizar tu lista de deseos con lo que quieres obtener al respecto de pareja, sociedades, relaciones profesionales, equilibrio, armonía, cambios, paz interior, ser femenina, el Feng Shui y la capacidad de mantenerte en acción.
Otras actividades propicias para el martes son
Ocho horas antes o después de la hora exacta inicia lo que quieres que quede en secreto
Podrás bajar de peso y limpiar las vías digestivas si desde la hora exacta y durante 26 horas realiza un ayuno ingiriendo únicamente jugos de frutas (con su pulpa porque si el solo jugo tiene exceso de fructosa) o caldos de vegetales. Hay quienes reparten el ayuno 12 horas antes y 12 horas después pero la dieta de Luna, tal como la conozco, establece que debe ser como lo indiqué al principio. Si es la primera vez que lo vas a hacer mejor consulta a tu médico antes.
Miércoles y jueves serán de inicios pero tratando de no excederte en tus actividades, hay que seguir tomándose las cosas con calma, para activar la motivación y el guerrero interior, para empezar a hacer lo que quieres hacer, para planchar, darte baños de agua caliente que te reconforten, verificar si le toca algún mantenimiento al motor del carro y planificar las actividades deportivas.
Viernes y sábado para concretar, ver como mejorar tu presupuesto, establecer tus necesidades económicas y como cubrirlas, hacer mercado. Domingo y lunes para llegar a acuerdos, arreglar documentos, comunicarte, tratar con los relacionados ya sean consanguíneos o vecinos, trasladarte o viajar.
Lo que se haya decidido acerca de trabajo, amor, inversiones, firmas de contratos, formalización de situaciones, construcción, fútbol, organización, tiempo o grandes cantidades de dinero se ve dando resultados que lucen confusos, errados, fraudulentos o inciertos, lo recomendado para encontrar soluciones, si te toca, es en tranquilidad meditar acerca de la situación hasta que veas la salida.
Este se ve como un mes en el que continuarán los eventos importantes principalmente asociados a gobiernos, gobernantes o personajes públicos y los insólitos. El novilunio recomienda fijar nuestra atención en Italia, Libia, Tunesia, Nigeria, El Congo y sus alrededores, Austria, Alemania, y los países del norte como Noruega y sus cercanos. También Birmania y limítrofes, Indonesia, Colombia, Ecuador, Perú, Chile, Bolivia, Argentina y Venezuela. Los sismos, lo ataques terroristas, las explosiones y las ausencias ocupan una posición relevante en los anuncios del mapa astrológico general. También los grandes incendios, crímenes que resuenan, accidentes de tránsito impactantes (incluye trenes u otros vehículos de circulación aérea, terrestre o marítima) y los problemas durante viajes, con la Banca o por accidentes sorprendentes. Siguen viéndose las Bolsas como causas de tensión o crisis. fuente: Horoscopia
Las otras fases de Luna se darán como sigue, todas en octubre:
4 Cuarto creciente
11 o 12 Luna llena
19 Cuarto menguante
26 Luna Nueva


Corresponde la Luna Nueva a un momento crucial entre algo que termina y algo que comienza, lunes, martes y miércoles serán de noche oscura ideales para observar las estrellas pero no para frecuentar sitios mal iluminados o en los que haya riesgos.
Recomiendo sumarnos al ritual que por “masa crítica” esta activo en el planeta.
La vida puede guiarte sólo si estás listo para escuchar y recibir.
“Rosh Hashanah”
Los calendarios eclesiásticos de todas las religiones conocidas se vinculan a las fases mayores del Sol y la Luna.
El calendario de festividades judías  no es la excepción. El año judío es solar, pero los meses son lunares, al ser la luna la que marca el tiempo los meses del año oscilan entre 12 y 13, de ahí que cada dos o tres años tenga que añadirse un mes bisiesto para adecuar el cómputo de los meses lunares al año solar, por ello, cada año las festividades caen en fechas distintas.
Nuestra semana de siete días proviene de una convergencia producida aproximadamente en le segunda centuria AC, entre el ciclo sabático judío donde el séptimo día se consideraba sagrado y la semana astrológica basada en los siete planetas que incluían al Sol y a la Luna, según la cual cada día estaba regido por cada uno de los dioses planetarios.
El calendario judío tiene instituida la semana, cuyos días se nombran por ordinales empezando por el domingo, para ajustarse a los días de la creación del mundo. Los seis primeros días son laborables, y el séptimo, que sí tiene nombre, “Shabath”  (Reposo), es el día de descanso, como en el relato bíblico. La santidad de la festividad del Sábado —que es considerada la más sagrada de las celebraciones judías, superada tan sólo por el Yom Kipur  (Día del Perdón), precisamente denominado también "Sábado de Sábados"— impone otra serie de ajustes al calendario hebreo, que debe de adaptarse a las necesidades derivadas del Sábado en primer lugar, y luego de otras fiestas y ritos judíos.
De esta manera, se propone el calendario hebreo impedir que ciertas celebraciones, se superpongan o hasta se contradigan entre sí. El primer caso sería la gran inconveniencia que acarrearía el coincidir el Sábado, en el que se prohíbe cocinar, e inmediatamente luego o antes de él, el Yom Kipur, en el que los observantes respetan un rígido ayuno.
Pesaj, por ejemplo, comienza con la primera Luna llena después del equinoccio de primavera en el H. Norte, otoño en el H. Sur y el año nuevo Rosh Hashana comienza en el anochecer del día siguiente a la Luna nueva más cercana al equinoccio de otoño en el hemisferio Norte.  Hanuká está señalada por la Luna Nueva en Capricornio y Purim, por la Luna llena en Piscis. Aunque en el terreno de las contradicciones, no sería aceptable que el último día de la Fiesta de Sucot, uno de cuyos preceptos es agitar vigorosamente las ramas de  sauce, cayese en Sábado, en que esta actividad está expresamente prohibida, por ser una de las 39 actividades prohibidas el séptimo y último día de cada semana. Y en cuanto a la fecha de inicio del año nuevo, es de gran complejidad. Rosh Hashaná se debe celebrar en el anochecer de la Luna nueva que sigue inmediatamente al equinoccio de otoño, pero al tener que caer en determinado día de la semana, y al contar desde la salida de la luna, y no desde el inicio del día los desplazamientos resultantes son considerables.
Este difícil pero fundamental equilibrio, se obtiene mediante cálculos que prescriben en cuál de los días de la semana podrá caer el primer día del año judío (según la usanza de nuestros días), que es también el primer día de la festividad de Rosh Hashaná, el Año Nuevo judío. Así, las reglas del calendario hebreo estipulan que en ningún caso, podrá el primer día de Rosh Hashaná y del año —el primer día del mes de Tishrei— coincidir un domingo, o un miércoles, o un viernes.

Para compensar el desfase que la imposición de esta regla puede conllevar en el delicado equilibrio del calendario; y una vez culminado el mes de Tishrei, durante el cual se suceden las principales fiestas judías, y especialmente aquellas que acarrean los problemas que el almanaque debe resolver (Rosh Hashaná, Yom Kipur, Sucot), se vuelve a equilibrar el calendario, agregando uno, dos o tres días en los dos meses posteriores.

  Este año que se inicia, el 5772, empieza el miércoles 28 de septiembre de 2011 al atardecer, cuando sale la primera estrella, continuando durante los días 29 y viernes 30 de septiembre. La celebración comienza al anochecer de la víspera con el sonido del shofar, un cuerno que llama a los judíos a la meditación, el auto-examen y el arrepentimiento. Es el primero de los días de oración, penitencia y caridad que terminan con el Yom Kippur (Día del Perdón), que este año comienza el 7 de octubre al anochecer.
Se refiere comúnmente como Judío Año Nuevo (traducido literalmente como “jefe del año”). El día cae en el primer del séptimo mes del Calendario hebreo, Tishrei (Leviticus 23:24), el primer mes que es Nisan. En ninguna parte en Torah es el día de fiesta llamado Rosh Hashanah. En Leviticus 23:24 se refiere como “el día de soplar de los cuernos (Shofar)” (Yom Terua). En Ezekiel 40:1 el día se refiere como “el principio del año” y no del primer día del año. Literatura Rabbinic y la liturgia sí mismo describe Rosh Hashanah como “el día del juicio” (Ha-Dinar de Yom) y “el día del remembrance” (Yom ha-Zikkaron). Algunos midrashic las descripciones representan Dios como sentándose sobre a trono, mientras que los libros que contienen los hechos de toda la humanidad se abren para la revisión, y cada persona que pasa delante de él para la evaluación de sus hechos. Todos estos nombres también se refieren a la liturgia extensa del día de fiesta.
Este día de fiesta es el primer de Altos días de fiesta o Yamim Noraim (“Días del temor”), los días más solemnes del año judío; Yamim Noraim se preceden por el mes de Elul, durante que Judíos se suponen para comenzar un examen de conciencia y un repentance, un proceso que culmine en los diez días del Yamim Noraim conocido como Asseret Yemei Teshuva – los diez días de Repentance, comenzando con Rosh Hashanah y terminando con el día de fiesta de Yom Kippur.
El judaísmo tiene cuatro “las observancias del Año Nuevo” como qué marca el comienzo de varios “años legales”, 1 de enero marca “el Año Nuevo” del Calendario gregoriano, mientras que otras fechas marcan acontecimientos Año Nuevo fiscal u otros del “”. Rosh Hashanah es el comienzo del año civil en Calendario hebreo. Es el Año Nuevo para la gente, los animales, y los contratos legales. Mishnah también fija este día a un lado como el Año Nuevo por años civiles calculadores y sabbatical (shmita) y jubileo (yovel) años.
Que nos Dice La Kabbalah ante Tanto Dolor Mundial, Ante Tantos Desastres .... Nos Dice: Enviar “un rayo de Luz” significa descubrir y acceder a mi basura personal que ha contribuido a la destrucción, y luego meditar y enviar Luz.

No es coincidencia que este miércoles por la noche marque el Año Nuevo de 5772. El mes kabbalístico de Libra (Tishrei) trata precisamente sobre asumir la responsabilidad de nuestra falta de dignidad humana, nuestra intolerancia y nuestro odio pasados para que este año podamos hacer algo por el dolor y el sufrimiento en el mundo.

Este es el propósito de la Kabbalah  Darnos las herramientas para actuar con conciencia, para que cuando queramos explotar con nuestro compañero de trabajo –por muchas y buenas razones– no lo hagamos porque somos CONSCIENTES de que cuando lo hacemos estamos añadiendo a la nube oscura que flota sobre la Tierra.

Debemos ir por la Vida con la conciencia de que nuestras acciones pueden evitar que desastres futuros afecten al mundo en el año que está por venir.

El Rav escribió en Días de Poder:
“Sólo mediante Rosh Hashaná eliminaremos la energía destructiva de nosotros mismos y del universo”.
Esta festividad permanece fuertemente arraigada en la tradición judía: En el hogar se destacan las comidas dulces como Manzana y Miel, para que el año que comienza sea dulce. Se come Pescado, para que el pueblo se multiplique como los peces y especialmente una cabeza de pescado, para que el judío esté en la vanguardia de los hechos positivos y no al final.
Se envían salutaciones especialmente preparadas (postales de Rosh Hashaná) a los amigos y familiares, deseando un año feliz. Es costumbre estrenar y preparar ropas nuevas para esta magna ocasión. Muchos se acercan a algún río o fuente de agua, se vacían los bolsillos de migas y se pide ingresar al nuevo año libre de pecados y transgresiones.
El Rosh Hasaná, como toda fiesta judía, comienza en la víspera con el encendido de las velas, que consagran la fiesta. Dura dos días, tanto en Israel como en los países de la Diáspora.
Alimentos recomendados: Manzanas con miel, pescado, granada, sopa de zanahoria, pan de dátiles, tartas de calabaza.
Receta para un Feliz Año Nuevo
Hace muchos, muchos años, en un libro muy viejo, una persona encontró esta receta:
Ingredientes:
Tómese doce buenos meses. Téngase cuidado que estén plenamente libres de idolatría, hechicerías, enemistades. Límpiese de todo adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia. Extráigaseles todas las pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones, herejías; en resumen asegúrense que estos meses estén totalmente libres de envidias, homicidios, borracheras, orgías, y cosas semejantes.
Modo de Preparación:
Divídanse cada uno de éstos meses en 30 o 31 partes iguales, con excepción del segundo que habrá que dividirlo entre 28 y 29. No trate de preparar la receta del año de una sola vez (muchos la echan a perder al proceder de esta manera), sino prepárese cada día de la siguiente manera:
Póngase en cada día doce partes de libertad, once de benignidad, diez de gozo, nueve de paz, ocho de paciencia, siete de amor (algunos no utilizan este ingrediente y le echan a perder el resto), seis de esperanza, cinco de descanso (no se omita este ingrediente), cuatro de bondad, tres de fe, dos de mansedumbre y una de templanza.
Añádasele a todo esto una pizca de padecimientos, otra de persecución y una cucharada bien llena de esperanza por la causa de Cristo.
Agregue a la mezcla más amor y libertad y mézclese todo con mucha paz y fe.
Cocínese con corazón limpio, adórnesele con gozo y una pizcas de salud.
Sírvalo con mucha oración, ruego y clamor y ciertamente obtendrá un Muy Feliz Año Nuevo.
Buen provecho.
Desde aquí les deseo
Shana tova umetuka
(un año nuevo dulce)

G´mar jatima tova
(que seamos rubricados en el libro de la vida)

SHALOM
 
JALLALLA
 
Dra Monica De Luca – Mayta Pacha
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario