jueves, 8 de septiembre de 2011

DIA PARA REFLEXIONAR CONECTARNOS CON LO SAGRADO Y RECUPERAR NUESTRA FE !!!!


Dia para la Conexion con lo sagrado !!!!
Hoy por la masa crítica del día de la Virgen (En Cuba, España  y Venezuela se celebra al María la mamá de Jesús,  en diferentes advocaciones) por eso debemos alimentarnos con cebada. . Un alimento regenerador y catalizador.
Citado en la Biblia y usado por Jesús en “la multiplicación de los panes”. Precisamente las primeras ostias de los cristianos se hacían con harina de cebada y agua.
Antiguamente se realizaba la ceremonia del pan (dedicado a Ceres, la diosa de los cereales) y del vino. Debido a los efectos que producía el pan kykeón, actualmente se piensa que estaba contaminado con algún agente alucinógeno visionario, por ejemplo con cornezuelo de cebada, que hoy sigue creciendo en la llanura rariana, donde se celebraban los ritos eleusinos.
Originario de Asia occidental y África nororiental, este cereal es el más antiguo en cuanto a empleo alimentario y ha dado origen a los primeros panes que consumió la humanidad. Si bien luego fue desplazado por el trigo, su cultivo se expandió por el uso en destilación de bebidas muy populares (cerveza, whisky, malta, gin). Es un cereal altamente recomendable, dada sus excelentes propiedades terapéuticas y nutricionales.
Los primeros panes que consumió el hombre, hace unos 12.000 años, eran a base de cebada (Hordeum vulgare); eran oscuros y algo pesados, razón por la cual el trigo tomó luego su lugar. Sin embargo, en algunas regiones nunca dejó de utilizarse: es el caso del pan ácimo de Medio Oriente, citado en la Biblia y usado por Jesús en “la multiplicación de los panes”. Precisamente las primeras ostias de los cristianos se hacían con harina de cebada y agua. En la Roma imperial, los gladiadores eran llamados “hordearii”, término que significa “comedor de cebada”, en alusión a su alimento base (minestras de cebada) que les permitía disponer de buena dosis de fuerza y energía.
Pero la cebada no es solo energía. En las escuelas filosóficas, médicas y matemáticas de los griegos, era el alimento recomendado por Platón, Hipócrates y Pitágoras para los alumnos, por ser ideal para promover la capacidad de pensar, concentrarse y atender las enseñanzas, estando prohibido el consumo de alimentos muy proteicos. También los guerreros griegos consumían cebada, hábito citado en la Ilíada y la Odisea. Tanto Hipócrates como Galeno recomendaban el agua de cebada en todas las enfermedades agudas.
Día para reflexionar y recapitular, mucha cautela por la presencia de Lilith (La otra cara de la Virgen).
“No venimos a este mundo, surgimos de él”.
Lo que somos en nuestro ser más profundo escapa a nuestro examen de la misma manera que no podemos vernos directamente los ojos sin utilizar un espejo (a menos que nos veamos reflejados en los ojos de otros), que no podemos mordernos los dientes y que no podemos tocarnos la yema del índice derecho.
En nuestro lenguaje cotidiano utilizamos la palabra “yo” de una manera muy especial. No estamos acostumbrados a decir “yo soy un cuerpo”; en lugar de ello decimos “Tengo un cuerpo”. No decimos “Yo lato mi corazón”, de la misma manera que decimos: “yo camino, hablo, pienso”. Pensamos que nuestro corazón late por sí mismo y que no tenemos que ver con eso.
Hemos aprendido a creer que lo que está fuera de nosotros no forma parte de nosotros. Naturalmente, esto establece una sensación fundamental de hostilidad y extrañeza entre nosotros y el llamado “mundo exterior”, llevándonos a hablar de la conquista de la naturaleza, de la conquista del espacio y a considerar que nos hallamos en una especie de batalla contra el mundo que nos rodea. En realidad resulta totalmente absurdo decir que venimos a este mundo. No venimos a este mundo… surgimos de él”.
El Universo nos habla permanente en un lenguaje mudo, sin palabras… pero lleno de significado.
Mensaje del Día: “El que tenga ojos que vea…”
JALLALLA
Dra Monica De Luca – Mayta Pacha

No hay comentarios:

Publicar un comentario