martes, 9 de agosto de 2011

Agosto y sus Laberintos Activemos nuestros Relampagos de Lucidez !!!


las Energias de Agosto nos llevan a Un Laberinto Cosmico el cual nos sumerge en nuestro propio Laberinto Vibracional del cual solo podemos salir siguiendo los Relampagos de Lucidez....
Mayta Pacha
La cuadratura T entre Urano-Marte-Plutón simboliza confrontación entre lo individual y lo colectivo. El reto está en crear un puente entre los dos.
Urano nos trae eventos sorpresivos que realmente son consecuencia de nuestro hacer y que después tildamos de casuales.
La causualidad no es más que estar sincronizados con el Universo y fluir por nuestro camino. Es reconocer que tenemos “socios especiales” que conspiran a nuestro favor.
A veces no hay que hacer nada más que estar PRESENTES para que la vida nos sorprenda.
Hay un sentimiento de encarcelamiento o aprisionamiento por las circunstancias activadas (crucificado por las circunstancias).
Días de energías contradictorias… ¡tú decides a cual te sumas!
Período difícil para el mundo en general y para la economía. Congestión de energías que pueden causar graves accidentes y alteración en la atmosfera. Mi consejo es que te mantengas en zona de confort.
Este mes de agosto tenemos unas cuantas configuraciones interesantes en el cielo. Aparte de las lunaciones sándwich entre el 31 de julio y el 29 de agosto, con la, luna llena de este mes el día 13, está la activación de Marte, la cuadratura creciente de Urano-Plutón y la conjunción doble (inferior y superior) entre Mercurio y Venus. Esta Luna nueva del 31 de julio puede considerarse en efecto hasta el 4 de agosto, con un aspecto cercano a Urano que posee su línea meridional cruzando sobre Japón, un área que puede ser víctima de algún terremoto entre moderado y fuerte (5.5 a 7.5 grados) por la tensión generada aún por la cercanía de la línea de Saturno. Lo mismo puede suceder en el hemisferio sur bajo la misma longitud, o sea, en las inmediaciones de Nueva Zelanda, Papúa o costa este de Australia.La cuadratura séptuple entre Urano y Plutón que va desde el 2012 (partil) hasta el 2015, es la configuración dominante de los próximos años. De todos modos ya está en orbe de influencia y casi en grado exacto desde el final de mayo de este año 2011 hasta este mes de agosto en que empieza a mermar paulatinamente hasta recuperar su fuerza el año entrante, manteniéndose activa en un juego de vaivén por las sucesivas retrogradaciones de ambos planetas, hasta el comienzo del año 2017. Habrá períodos de mayor tensión aplicando a ese aspecto a lo largo de ese tiempo, pero el ciclo dominante queda comprendido entre esos años. Estos dos planetas, Urano y Plutón, tienen un ciclo irregular de entre 50 a 80 años, sin contar las repeticiones que se dan debido a la retrogradación, que puede darse en series por unos años. El aspecto de cuadratura está formado por un arco de 90º entre dos puntos. Urano estará haciendo una cuadratura a Plutón desde Aries, que será exacta el 24 de junio y el 19 de septiembre de 2012, nuevamente el 20 de mayo y el 1 de noviembre de 2013, se repite para el 21 de abril y 15 de diciembre de 2014, y finalmente culmina el 17 de marzo de 2015. Estas son las fechas en que el ángulo será exacto entre los dos planetas, pero su influencia permanecerá activa durante todos esos años. Se trata de la primera cuadratura Urano-Plutón desde que este ciclo empezó con una triple conjunción para los años 1965-66, que se mantuvo en unos pocos grados de ser exacta hasta el invierno de 1964 y el invierno de 1967. La cuadratura Urano-Plutón de 2012-2017 es la primera alineación de esta clase entre estos dos planetas desde la formación quíntuple que hicieron entre 1931 y 1935. Sin embargo, esa alineación anterior era menguante, con Urano en Aries (igual que ahora), pero con Plutón ubicado en el nacional signo de Cáncer. Para ese tiempo esa alineación coincidió con la confiscación del oro en EEUU por decreto presidencial, y la consecuente devaluación del dólar y que fue seguida de varios años de pánico financiero. Yendo un poco más atrás en el tiempo, la cuadratura creciente anterior se centró entre los años 1875 a 1878, con la presencia de Urano en el signo de Leo hacia Plutón en Tauro, otra relación fuego-tierra. Esa alineación de entonces es la que anunciaba el establecimiento del Reichsbank como banco central de la Alemania unificada, después de varios años de pánico financiero. Simultáneamente, el departamento del tesoro de EEUU, mediante su oficina de grabado e impresión, inició la actividad de imprimir el dinero circulante de dicho país, actividad que hasta el momento había sido realizada por bancos privados a través de sus notas. Puede verse una relación muy clara de estos dos operando con Plutón en signo de tierra y Urano en fuego y la relación existente sobre cambios en las finanzas del mundo como está sucediendo ahora y la reciente y actual crisis de Estados Unidos y la Unión Europea. Para poder encontrar otra cuadratura semejante a la actual, con Plutón en Capricornio, debemos remontarnos al año 549-551 d.C. Sucedió entonces una serie quíntuple pero con Urano en el signo opuesto, Libra. Ese planeta cuadró a Plutón en Capricornio durante las alineaciones de 549 y 550. Para mediados del siglo VI de esta era hubo una secuencia de alineaciones particularmente raras, que desaparecieron por casi 1500 años y sólo se volvieron a repetir al inicio de este milenio, cerca de 12 años atrás. Estamos en un tiempo muy especial en términos astrológicos, con un ajuste en la fase de los grandes Cronocratores, entre el 2000 y el 2020, marcando para ese último año el nacimiento del nuevo Orden Mundial que ha venido peleando por su derecho a nacer desde los ’80s. Estamos viviendo la transición entre la serie correspondiente a los signos de tierra (Tauro, Virgo, Capricornio) de la Revolución Industrial, y la serie de los Cronocratrores (Júpiter-Saturno) de la Revolución Virtual propia de los signos de aire (Géminis, Libra, Acuario), viviendo el amanecer de esta nueva Era desde 1980. La actual fase de ajuste está anclada por la oposición de Júpiter y Saturno que se encuentra en efecto desde el otoño de 2010 hasta el inicio de 2012.  Desde 2010 que venimos escuchando por parte de los diferentes gobiernos y bancos centrales y autoridades de organismos económicos y financieros mundiales que la recuperación de la crisis económica se ha iniciado. Si se inyectan trillones de dólares en efectivo en el sistema, es lógico suponer un rebrote de actividad comercial y económica, al menos por un tiempo. Y de hecho podría ser así salvo que ese dinero inyectado no es real, no posee un valor propio y no es un valor en sí, lisa y llanamente es “deuda”. Esa deuda hay que pagarla en algún momento y la fecha de cobro se inició bajo los aspectos de oposición de Júpiter –Saturno en formación de T-cuadrada con la entrada de Urano en Aries por un lado, Saturno en Libra por el otro y ambos en cuadrado por Plutón desde Capricornio. En y por sí misma, la oposición de Júpiter y Saturno de esta configuración en T-Cuadrada apunta a que el sistema político y económico sea vean forzados a acomodar los fallos y errores del estatus quo. Si se añade el componente social revolucionario de la oposición entre Saturno y Urano y la cuadratura de Júpiter hacia Plutón, Saturno y Urano, entonces estamos frente a una crisis de magnitud sideral que reclama soluciones de emergencia e inmediatas. No se trata de una crisis más que pasará por medio de más ajustes falsos o ayudas y asistencias bajo la forma de subsidios o asistencias e inyecciones al sistema. Ese tipo de soluciones “parche” no funcionarán porque el agujero que hay es demasiado grande para ser emparchado y la desesperación de las masas va más allá de meros paliativos. Deben imponerse profundos (Plutón) y fuertes ajustes estructurales (Saturno) al sistema, guste o no guste, pero nadie está dispuesto a asumir el riesgo político y de contención de masas que eso representa como potencial (Urano en Aries). Esto me recuerda al Luis XVI preguntando si había una revuelta de la Bastilla. No, era una revolución. De hecho la revolución siguió en 1782-83 bajo la oposición de Saturno-Urano que además trajo erupciones volcánicas y cambio climático. Un escenario muy semejante al que estamos viviendo actualmente. Volviendo un poco al presente, el mes pasado de julio fue un mes en el que todo estuvo suspendido por un hilo, con la cuadratura entre Urano y Plutón dentro de 1 grado de orbe de ser exacta, y el conocido debate sobre la crisis europea y la de EEUU y el techo de la deuda, y especialmente durante este mes de agosto varios días a cada lado de la luna llena del 13. Es un tiempo en el que sucede la conjunción de Mercurio con Venus y el Sol sobre el 16 y 17 de este mes, durante el ciclo máximo de Mercurio. Por otro lado está la activación de Marte que opone a Plutón sobre el día 11 y reuniendo en una misma configuración a Saturno dentro de la cuadratura Urano-Plutón, convirtiendo toda la combinación en una Gran Cruz. Este factor marciano apunta a marcadas complicaciones dentro del simbolismo propio de ese planeta: peleas, conflictos, choques sociales y personales, revueltas callejeras, explosiones, incendios, acciones militares, accidentes, ataques violentos, desde asesinatos a ataques terroristas, etc. Es decir que durante ese tiempo en torno al 11 de agosto podemos esperar ver los diarios y noticieros anunciando una cuota adicional de este tipo de eventos. Marte queda enfatizado varios días a ambos lados de la fecha del 17 de agosto, cruzando el grado correspondiente al eclipse del 1ro de Julio, y el 24 de este mes en que Marte opone el punto del eclipse solar del 24 de enero de 2011. Estas son fechas a tener muy presentes por la tensión que despertarán. Respecto de Argentina, durante ese tiempo tenemos las elecciones primarias de los candidatos a aspirar la presidencia en las elecciones generales de octubre. Recomendaría evitar zonas de riesgo, tumultos o cosa parecida. Mediados de agosto es una fecha a tener muy en cuenta por varios motivos. Aparte de las configuraciones que he mencionado recién, el 16 de agosto se da la rara conjunción de Mercurio-Venus, con Mercurio en conjunción inferior (entre la Tierra y el Sol), y Venus del otro lado del Sol, es decir, durante su conjunción superior. Por lo general esta conjunción inferior-superior es una alineación triple: Sol-Mercurio-Venus en conjunción. Cuando de hecho no conjunta al Sol, la conjunción inferior-superior de Mercurio-Venus nunca está lejos del Sol porque Mercurio retrógrado nunca se aleja mucho de Helios porque su retrogradación (de Mercurio), siempre ocurra muy cerca de la posición aparente del Sol. En otras palabras, Mercurio nunca está más allá de 28º del Sol visto desde la Tierra.  La conjunción inferior de Mercurio, superior de Venus con el disco solar es típicamente invisible en el cielo porque desde nuestra perspectiva, los dos planetas interiores se pierden bajo la enorme luz y brillo del Sol. La última de estas alineaciones sucedió el 5 de enero de 2010 con Mercurio retrógrado y Venus en directo. No habrá otra de esta rara formación hasta el 6 de marzo de 2013. De todos modos, para noviembre de este año, los dos planetas harán casi una conjunción superior-superior (del otro lado del Sol), pero sin llegar a ser exacta sino dentro de una fracción de grado antes de empezar a separarse. Se verán como si estuvieran en conjunción, pero técnicamente no lo estarán. Para esas fechas de esta conjunción, es de esperar que haya un incremento de la actividad geomagnética en el planeta, que sucede en torno al 16 el ciclo Máximo de Mercurio. A nivel geofísico, esta configuración será promotora de un aumento de la actividad climática por medio de tormentas severas e incluso riesgo de actividad sísmica, particularmente reforzada por la nueva lunación del 13. Para la alineación del 16 de agosto, la luna llena estará apenas a tres días de diferencia de la posición de Mercurio-Venus y Sol que estarán a pocos grados de distancia, y para el mismo día en que la Luna cruza hacia el norte del ecuador celeste. La conjunción triple del día 16 parece apuntar a disturbios y riesgos dentro del mundo financiero y los mercados, posiblemente por el surgimiento de una nueva crisis que irrumpa en el escenario actual, de por sí frágil y delicado; también por la posible aparición de un conflicto militar que pueda agravarse severamente, incluyendo el riego a un ataque terrorista o revueltas sociales y surgimiento de nuevas protestas colectivas violentas. Tal alineación coincide con la oposición Marte-Plutón, convertida en una T-cuadrada por Saturno desde Libra. Por otro lado, la conjunción Sol-Mercurio-Venus opone a Neptuno mientras que la Luna estará en conjunción con Urano en Aries, planeta de las cuestiones repentinas y de los cambios drásticos. Esto marca claramente la influencia reaccionaria y de carácter inestable de toda la configuración involucrada en esta triple alineación. Las líneas meridionales de la triple alineación cruzan por sobre Italia, uno de los países que está bajo la mira por su crisis económica. Pero también tenemos las líneas de Marte-Plutón que cruzan sobre Japón, Australia, Nueva Guinea. Esto puede ser indicador de nuevos movimientos telúricos en dichas zonas en torno a la fecha de activación de esta alineación. Debido a la tensión presente en la configuración, otro sitio por donde cruzan las líneas y que de por sí se encuentra en conflicto es Libia. Creo que hacia mediados de agosto habrá acciones drásticas que apunten a finalmente resolver dicho tema. Recapitulando, recortes en beneficios sociales, descubrimiento y publicación sobre estafas y fraudes en los mercados y el sistema financiero estarán en las noticias en esas fechas por la oposición que Neptuno hace a la triple alineación, y seguramente será lo que dispare el agravamiento de la crisis actual. Yo creo que aparte de lo financiero y lo socio-político, veremos un aumento significativo de la actividad geocósmica dentro de pocos días previos y posteriores a la conjunción de Mercurio-Venus del 16 de agosto. También espero que veamos noticias sobre tormentas violentas o inusuales, con fuertes vientos y abundante precipitación que termine en inundaciones y mucha actividad eléctrica en la atmósfera (relámpagos, rayos, etc). Sobre un nivel inferior, actividad sísmica con temblores leves a moderados entre los 5.5 y 7 grados en la escala. Estando Mercurio en su fase Máxima y retrógrada durante el tiempo de la alineación del 16, hay que incluir inconvenientes en las comunicaciones, medios de transporte, interrupción de los servicios de información o sus infraestructuras, tanto por fuerzas externas como en el caso de tormentas o fenómenos climatológicos, o por actividad social debido a huelgas o reclamos que seguramente estarán en expansión para esa fecha, incidiendo negativamente en los mercados financieros o la economía. Definitivamente es un tiempo para estar alerta y moverse con cautela en todo tipo de decisiones importantes, evitar actitudes reaccionarias o impositivas y para mantenerse centrado y focalizado. Además, enlazando todo a la configuración de Gran Cruz con Saturno y la cuadratura de Urano-Plutón, este tiempo de mediados de agosto parece ser bastante movido y caótico.  Había hablado en otros artículos que a partir de agosto llegamos a una nueva crisis planetaria y que el 31 de julio entramos en el 5to día del calendario maya. Siendo un tiempo “luminoso”, es de esperar que se haga más evidente aquello que debe ser limpiado, cambiado, reestructurado o eliminado por completo. Por eso no ceso en llamar la atención para este tiempo y que todos tratemos de estar lo más serenos posibles y no desestimar ningún intento de claridad o precaución que podamos aportar. Otra configuración dentro de los ciclos planetarios de agosto es el ciclo Máximo de Mercurio que empezó el 20 del mes pasado, julio. Es la fecha aproximada en que empezamos a escuchar sobre la profundidad de la crisis de Estados Unidos y se inició el debate sobre el aumento del techo de la deuda y que deberá resolverse en estas fechas, con mucho de idas y vueltas antes de poder lograr un acuerdo. De todos modos, el acuerdo será temporal o traerá descontento porque se hará bajo este ciclo planetario y próximo a la retrogradación de Mercurio el 3 de agosto próximo. El 20 de julio Mercurio alcanzó su elongación Máxima al este del Sol, un ciclo que seguirá vigente hasta el tiempo de su retrogradación entre el 3 y el 26 de agosto y la conjunción inferior del 17 de este mes, finalizando con el Máximo de Mercurio en su elongación al oeste solar para el 3 de septiembre. Siendo Mercurio el planeta más cercano al Sol, cruza entre la estrella y la Tierra muchas más veces que cualquier otro planeta del sistema, varias veces al año, incluso durante su ciclo retrógrado de notoria fama entre los astrólogos. El tema es que la mayoría de los astrólogos le da mucha importancia a este tiempo de la retrogradación de Mercurio por sus efectos en la economía y el comercio, el transporte, los acuerdos y firma de papeles, etc. que suelen demorarse o acarrear complicaciones, pero pocos se dan cuenta de que se trata de una fase intersolar más fundamental en la interacción orbital entre Mercurio y la Tierra mientras orbitan en torno al Sol. El ciclo de esta interacción comienza cuando el pequeño planeta alcanza su elongación (distancia) máxima al este del Sol (visto desde la Tierra), que es cuando Mercurio se convierte en la estrella del atardecer. Esto ocurre cuando Mercurio está del mismo lado del Sol que la Tierra y se encuentra relativamente más cerca de nosotros. Luego Mercurio avanza y sobrepasa a la Tierra en su órbita interior, cruzándose entre el Sol y nuestro planeta. De hecho, este movimiento de “alcanzarnos” es lo que se conoce como su fase retrógrada. Justo cuando nos alcanza y pasa entre nosotros y el Sol, es lo que se llama “conjunción inferior con el Sol”. Si la alineación es exacta en términos de Ascensión Recta y Declinación, puede verse a Mercurio como un punto negro sobre la superficie Solar. Después de la conjunción inferior, Mercurio sigue con su avance hasta que alcanza la elongación máxima al oeste del sol, su fase de estrella matutina, en cuyo punto se dirige en su órbita hacia adelante para desaparecer detrás del disco solar. Entre estos dos extremos de elongación es cuando tenemos el proverbial ciclo retrógrado de Mercurio. Vale la pena notar que con los planetas inferiores (Mercurio y Venus), el acercamiento mayor a la Tierra coincide con la conjunción inferior (retrógrada) con el Sol. Con los planetas superiores (aquellos detrás de la órbita terrestre), su acercamiento mayor a nosotros coincide con la (retrógrada) oposición al Sol. Es claro que la doctrina astrológica en cuanto a la retrogradación planetaria está completamente fuera de lugar. Esto es porque en vez de estar debilitada la influencia del planeta, un planeta retrógrado es de hecho mucho más brillante y grande en el cielo que durante su movimiento directo, incluso más cerca a nuestro planeta. Nada diferente a lo que sucede con una superluna. Lo que llamamos ciclo máximo de Mercurio es una manera de poner la relación entre la Tierra-Mercurio-Sol en una perspectiva que refleje el cielo real, astronomía de observación; las dinámicas de nuestro sistema solar como se ve desde la Tierra, que es lo que constituía a la astrología en la antigüedad cuando era “astronomía”.  El período de sombra de Mercurio retrógrado (3-26 de agosto 2011), empezó el 15 de julio, es decir, el día que Mercurio alcanzó el grado en que se pondrá directo el 26 de agosto y termina el 10 de septiembre, el tiempo en que Mercurio retoma el grado que estará el 3 de agosto que es cuando se pone retrógrado. Retomando, para este tiempo de la retrogradación de Mercurio durante el mes de agosto, todas las cosas significativas regidas por este planeta en su fase intersolar: infraestructura, comercio, información, comunicación y transporte, etc. necesitan de una planificación detallada y a consciencia porque son cuestiones propensas a salirse de lugar o resultar en complicaciones o problemas. Es un tiempo en que hay que aplicar una mayor concentración, planificación, seguimiento, y donde debe haber un flujo de información claro y abierto. Todas cualidades propias de una mente abierta y despierta. No pueden hacerse cosas a la ligera o movidos por la ansiedad, impaciencia o el impulso. La mala fama atribuida al ciclo retrógrado de Mercurio se debe a que la gente lleva a cabo sus actividades en un estado de semi somnolencia, o acaso funcionan en modo automático y sin estar en el presente, aquí y ahora. Entre las cosas que pueden salir mal durante este próximo ciclo de Mercurio retrógrado, tenemos, huelgas y otras interrupciones que afecten el transporte y la comunicación en todas sus variantes y colores: postal, telefónica, transporte público y masivo, camiones y cargas, líneas aéreas, cargamentos, empleados de depósitos, maestros y todo lo relativo a los medios como la distribución de periódicos, etc. Las causas pueden ir desde actos maliciosos o intencionales, a efectos como consecuencia de tormentas geomagnéticas, especialmente estas últimas que suelen ser comunes bajo una alineación como la de Mercurio-Venus. También debemos incluir cortes del suministro de electricidad por problemas o accidentes en la infraestructura y los servicios en internet o ligados a las computadoras (caída de sistemas). Para aquellos que debemos viajar dentro de este ciclo de Mercurio, es aconsejable tener un plan de resguardo en caso de que las cosas no salgan como están pensadas. Demoras en aeropuertos, cancelación de vuelos, paros y huelgas de transporte terrestre, etc. Incluso es ideal llevar una batería de repuesto para el móvil y cosas por el estilo ya que es un tiempo en que si algo puede salir mal, será entonces. El inicio de agosto es otro tiempo un poco complejo debido a la oposición de Mercurio a Neptuno en torno a la luna nueva del 30 de julio, una alineación que se repetirá para el 8 de agosto y el comiendo de la retrogradación sobre el día 3. Este ciclo máximo de Mercurio es el penúltimo de este año 2011. La última de estas fases se inicia sobre el 14 de noviembre y abarca el ciclo retrógrado comprendido entre el 24 de noviembre y el 14 de diciembre, además de la conjunción inferior del 4 de diciembre y la elongación máxima oeste para el 23 de diciembre. Son fechas para marcar en el calendario para aquellos que piensen viajar para las fiestas navidad, visitar familiares o hacer algunas compras de fin de año anticipadas. Ahora toca el tiempo de analizar la Luna llena, que parece ser el tiempo más prominente de todo el mes de agosto. El tiempo de influencia de esta Luna va desde el 8 de agosto hasta el 17. Esto es, desde la fecha del extremo de declinación sur hasta el día en que nuestro satélite cruza hacia el hemisferio norte del ecuador celeste. Los días 9, 13, 17 y 18 de este mes son los más marcados en términos de tener más riesgo de provocar fuertes tormentas y actividad sísmica o volcánica. Después le sigue el día 26 hasta el final del mes (abarcando también los 3 primeros días de septiembre), con la Luna nueva del 29 de agosto que se dará cerca del cruce ecuatorial sur y el perigeo lunar del 30. Esto convierte a esa Luna Nueva casi en una superluna, pero habrá que esperar hasta el final de septiembre par una verdadera superluna. Claro que los efectos de esa luna de agosto poseen influencia planetaria, pero hay ciertas zonas del globo que se verán más afectadas que otras de padecer fuertes tormentas o incluso erupciones volcánicas o terremotos mayores a magnitud 6 en la escala de Richter.  En el mapa de astro localidad de esta Luna Llena del 13, destaca una zona longitudinal que atraviesa el medio de Estados Unidos, centrándose en una línea desde Winnipeg hacia la ciudad de México, pasando hacia el otro lado del globo desde India a través de china occidental y el centro de Rusia. Hay también un arco horizontal que incluye la triple conjunción de Mercurio y Venus con el Sol, que barre el noreste de África y se eleva sobre el oeste europeo antes de meterse en la parte norte de Eurasia y doblar hacia el sur, cubriendo el norte de Japón y Kamchatka, alcanzando hacia el sur, Nueva Zelanda. También está el este de Europa, Egipto y Turquía, con una línea de la oposición Marte-Plutón que toca Alaska y se acerca a la parte este de Hawaii, otra zona de riesgo a actividad volcánica y sísmica. El arco horizontal de la línea Marte-Plutón recorre Chile hacia el noreste de América del Sur, para llegar hasta Islandia, cruzar Escandinavia y bajar por Rusia, Mongolia y China hasta sumergirse en el Océano Pacífico y cruzar Indonesia y Australia, donde atraviesa la línea meridional de Saturno (cuadratura). Estas configuraciones propias de esta lunación causarán tensión sobre la corteza terrestre, pero también una acusada intensificación límite de los conflictos políticos, económicos y financieros reinantes. Si no sucede una depreciación del valor del Euro para mediados de este mes, no sucederá para el resto del año. Para el tiempo de riesgo perteneciente a la Luna nueva del 30 de julio, la ventana de tensión irá entre el 26 de julio y el 3 de agosto. La zona longitudinal que corre por el oeste de Europa y África, emerge por el otro lado del globo por Nueva Zelanda y el Pacífico Sur y por sobre Japón y el este de Siberia. Otra parte vulnerable toca el Golfo de México hasta Canadá. Agosto cierra con una Luna Nueva para el día 29. Este oscurecimiento lunar parece tener más influencia sobre las tensiones geofísicas y atmosféricas que en el terreno social o político. Habrá que tener algo de atención sobre EEUU y costa Pacífica de Canadá. Hay una línea que recorre esos territorios y después penetra el este de Europa, el Este Medio y el Norte de África.  Otra zona de riesgo telúrico tocará parte de Brasil, sobre Río de Janeiro, Siberia y Japón, bajando hasta Indonesia y Australia. Para fines de agosto, las perturbaciones planetarias que se despertarán para la mitad del mes, deberán tener un reacomodo y leve ajuste, pero nada semejante al revuelo que causarán las alineaciones de mediados de mes. Para Argentina será un tiempo muy interesante de novedades y sorpresas en el terreno político y social. fte: Alex Astrosur
Activa la energía multidimensional pudiendo si queremos experimentar la gravedad sensorial, para hacerlo debemos separarnos del objeto o del sujeto a observar. Mientras más localizada es una realidad más atrapados estamos en ella, solo cuando observamos el tablero completo es que tenemos mayor lucidez  y mayor libertad de decisión (libre albedrio) de lo contrario es como jugar ajedrez desde uno de los cuadrantes siendo solo una ficha, el libre albedrio nos permite ser un jugador externo, lo importante es la perspectiva y en ningún momento la perspectiva impide protagonizar nuestras prioridades. Somos seres humanos que pertenecemos a una raza que en este momento está sumida en “competencia” unos por poder político (USA, Inglaterra) otros por “control” (servicios secretos, grupos hermeticos) y otros por control genético (científicos y gobiernos)… las primeras páginas de los periódicos hablan de la realidad histórica que nos ha tocado vivir , mas no de la realidad ideológica, energética y espiritual. Debemos aprender a ir más allá, a ver la vida con perspectiva esa es la diferencia entre vivir como víctima de las circunstancias o no ser manipulados por ellas. Hasta la naturaleza esta protagónica, no podemos ignorar lo que sucede en ella. Un huracán es la antesala de un huracán humano. El humano emula permanentemente a la naturaleza y la naturaleza emula permanentemente al humano.
El Universo nos está  dando señales….

No hay comentarios:

Publicar un comentario