martes, 10 de mayo de 2011

La Luna y el Sol inician el preámbulo del Plenilunio de Tauro. Abre tus ojos a las señales.


La Luna y el Sol se enfrentan iniciando la siguiente fase lunar preámbulo del Plenilunio de Tauro.
Es en el plenilunio de Tauro, cuando el Sol se alinea con el Ojo de Tauro es un momento de máxima iluminación para toda la humanidad, llamado también el día de Buda, por haber nacido bajo el plenilunio. ¡Día de Reflexión!
En este plenilunio se establece una relación única entre la tierra, el sistema solar, el zodíaco y el zodíaco mayor. Tenemos una configuración especial de planetas y galaxias.
Se forma un triángulo entre la Osa Mayor, las Pléyades y Sirio, llamado el Ojo de Tauro. A partir de esta luna llena tenemos 28 días, hasta la próxima luna llena, para asimilar e integrar estas energías a nuestro ser. La energía de Tauro es la energía del deseo, deseo en procura de la manifestación. Tauro materializa y plasma los pensamientos. Tengamos pensamientos claros de lo que deseamos para nuestro futuro y plantemos hoy las semillas de nuestra realidad más deseada.
La Luna en Leo proyecta creación , arrastrando al colectivo a tomar acción Si te apropias de su energía te verás beneficiado por inteligencia y capacidad de análisis.
Hoy es un día de Reflexión y durante toda ésta semana me sumaré a la masa crítica que genera la Celebración Budista a su Dios “Buda”, y a la vez a la antesala al Plenilunio de Tauro, dónde se exalta la energía del deseo, deseo en procura de la manifestación.
Tauro materializa y plasma los pensamientos. Tengamos pensamientos claros de lo que deseamos para nuestro futuro y plantemos hoy las semillas de nuestra realidad más deseada.

La Luna llena de Tauro es un tiempo particularmente importante para el ser humano y para la Tierra, porque Tauro produce la recepción de energías de la Voluntad Divina, vertidas en Aries desde los Círculos Superiores. Tauro tiene el aspecto receptivo y Aries el distributivo. El mes de Tauro es el mes en que el Plan es revelado, cuando el Plan alcanza los niveles perceptibles, donde están los cinco sentidos y el habla. Los discípulos, por lo tanto, necesitan asegurarse de que en el mes de Tauro dedicarán sus discursos y sus sentidos a la Divinidad. Esto les permitirá vivir alineados y trabajar para el Plan; de lo contrario, se pierde una gran oportunidad para el resto del año. Aquellos que siguen esta disciplina del Discipulado encuentran la entrada al Valle de Wesak y participan en el Festival de Wesak.
 
En Sánscrito se llama Vrishabha al signo zodiacal Tauro: “Bha” significa radiación de luz y “Vrisha” verter. El acto de verter las energías de la Voluntad se refleja vía la Luna y es trasmitida a la tierra mediante la Luna llena, de manera suave y reducida, para el bienestar del planeta y de los seres que lo habitan. Durante la Luna llena de Tauro la Luna está en Escorpio, en la constelación de Vaisakha. Por eso es que a esta Luna llena se la llama la Luna de Vaisakha, o Luna llena de Wesak en Oriente. Los iniciados celebran este festival en Los Himalayas desde tiempo inmemorial; se reúnen para recibir la Voluntad, y comenzar a trabajar de acuerdo con el año venidero. El Festival de Vaisakh o Wesak representa un esfuerzo grupal y no un esfuerzo individual. Por lo tanto, ha de concurrirse al Festival en grupo y seguirlo en forma conjunta. Sintonicémonos con él permitiendo así la transmisión de energías, y de esta manera la Luna llena resultará una fiesta del Espíritu.
 
La culminación del discipulado es la Síntesis. Ésta puede ser alcanzada cuando los pares de opuestos se fusionan conformando su unidad superior. La materia de Tauro se transforma mediante la absorción de rayos solares. Cuanto más rayos solares se reciben, más luz además de calor recibe la materia. La capacidad de recibir y absorber calor es la clave para la transformación de las células del cuerpo del aspirante. Un cuerpo transformado produce Luz. Éste necesita para ello, ser inflamado (ó encendido en fuego). Para encenderse o inflamarse requiere calentarse, el calentamiento proviene de los rayos del sol en Tauro. A esto se lo llama el “Toro que engendra Luz”. Utilicen los rayos solares de Tauro. La nota clave para el discípulo en este plenilunio es:
 “Veo, y cuando el ojo está abierto, todo se ilumina”.
 
En los próximos días tendremos Luna llena de Tauro en Escorpio y el Sol entrara en resonancia y conjunción con el centro galáctico en las Pléyades. Este evento también colabora en la recepción de las nuevas frecuencias de luz y conocimiento que habilitan los estados de conciencia multidimensional.
Trabajaremos con esas Energias en nuestro Taller de Sanacion Chamanica Ritual del 21 de Mayo consultas: mdeluca@isal.com.ar
Dra Monica De Luca

No hay comentarios:

Publicar un comentario