domingo, 3 de abril de 2011

TODOS LOS FUEGOS EL FUEGO

Tiempos de Aries, de Marte, de Fuego,de Temazcales y Sahumadas, Tiempo de Potenciar nuestro Guerrero de Luz en el Sendero Chamanico, Tiempos de Transmutar pues vienen Vientos de Cambio:El elemento Fuego es poderoso tiene el poder de arrasar con todo pero tambien tiene el poder de purificar limpiar y transmutar. Que nos dice el Cosmos al mostranos el Fuego?: Estemos atentos Enfoquemonos en el Mensaje No en el Mensajero !!!!
Dra Monica De Luca
Mayta Pacha


Día de Luna Nueva en el signo de Aries junto a Júpiter, reforzando su oposición a Saturno, mucha cautela y precaución, si a esto le sumamos la presencia del “Cuervo” (Curvus) en el cielo y en la tierra y la activación de la energía de Lilith nos encontramos frente a un verdadero cuadro dantesco.


Compartimos una historia que viene de la mitología y que encierra el secreto de nuestra existencia.
Prometeo era un Titán cuyo nombre significa < Presencia > El y Zeus (Júpiter) fueron aliados ya que Prometeo asistió al nacimiento de Atenea, que nació de la cabeza de Zeus… la diosa le ofreció a cambio enseñarle Astronomía, Matemáticas, Arquitectura y otras ciencias importantes. Como resultado de lo cual llego a ser sabio.

¿Por qué los dioses tenían el monopolio del conocimiento? Prometeo decidió transmitir sus conocimientos a la raza humana. Zeus, encolerizado por su intento de igualar los Dioses y los humanos los castigó negándoles el Don del Fuego, ante lo cual Prometeo – un rebelde sin causa – robó el fuego de los Dioses que ardía en el Olimpo1 y se lo ofreció a la humanidad. Zeus se vengó haciéndolo encadenar a una roca donde un buitre venia todos los días a devorarle el hígado.
A lo largo de la historia del hombre siempre ha habido una lucha por el monopolio del conocimiento, mientras el humano siga mirando al frente sin ver a su alrededor no podrá asimilar la multi dimensionalidad de su existencia.
Para la mayorí­a de nosotros, en el mundo actual, las estrellas son poco más que bonitas luces en el cielo nocturno. Quizás porque han perdido todo su misterio; sabemos lo que son, dónde están y sus procesos.
Sin embargo, en épocas anteriores las estrellas eran todo un misterio. Muchas culturas crearon historias sobre las estrellas que las relacionaban con objetos y eventos de la Tierra, de los dioses, o de ambos mundos.
Un ejemplo está en la historia de dos pequeñas constelaciones que navegan por el cielo del sur este mes: Corvus, el cuervo, y la adyacente Cráter, la copa.
El dios Apolo envió al cuervo para recoger agua en una copa, pero el cuervo se entretuvo, enojando al dios. Cuando el cuervo por fin regresó, se complicó más la vida al mentir. Por eso, Apolo lo desterró a las estrellas y colocó junto a él a la copa de oro como recordatorio de su error.
¿Cuántas veces nos detenemos a observar lo que el cielo cada noche coloca en cartelera?… Recuerda “Como es arriba… es abajo”… El cielo y las estrellas no son un adorno… son una realidad.
Observar nos conecta en un 30% con la energía del Universo.
Imitar lo observado nos conecta en un 70% con la energía del Universo…
Emular lo observado nos convierte en la energía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario