miércoles, 27 de abril de 2011

México y Brasil acumulan el 60% de las emisiones de carbono en Latinoamérica

Brasil y México están produciendo el 60% de las emisiones de CO2 medidas en Latinoamérica. sin embargo, la suma de los dos países representa sólo el 1,5% de las emisiones globales. Los especialistas destacan la urgencia de emplear energías alternativas para evitar el incremento de la temperatura global de dos grados centígrados para el 2020.


México y Brasil emiten 60% de los gases efecto invernadero en América Latina, provenientes principalmente del consumo de combustibles fósiles. De continuar con esta tendencia, para el 2030 las economías emergentes incrementarán su demanda en 60%, lo que significaría que este tipo de naciones como la mexicana serían responsables de 50% de la liberación de CO2 equivalente, alertó Daniel Abraham López, especialista de negocios de Marcom de Schneider Electric.

En entrevista, el especialista explicó que México genera 374.25 millones de CO2 al año, lo que representa 1.5% de las emisiones a nivel global. Destacó que esta cifra se debe principalmente al consumo energético y divide en 4 sectores industriales repartidos en 30% de la industria, 20% edificios, 15% residencia y 30% transporte.

Ante ello, destacó la urgencia de emplear energías alternativas para evitar el incremento de la temperatura global de dos grados centígrados para el 2020.

Expuso que para disminuir la dependencia al petróleo en la producción energética -la cual es cercana a 70%-, se debe frenar la explotación de fuentes de energías no renovables y el deterioro ambiental a través del ahorro.

“Frenar el deterioro ambiental debe ser prioridad de todos, debemos adoptar una conciencia verde a través de una filosofía del ahorro y crecimiento sustentable. Los pequeños cambios en nuestros hábitos harán posible el ahorro de energía y la conservación del planeta”, explicó.

Afirmó que mediante mejores prácticas de consumo se puede generar 30% de ahorro de energía en todos los sectores, lo que significaría que para el 2020 podría evitarse la construcción de 1,000 nuevas plantas, para coadyuvar a la reducción de emisiones.

No obstante, expresó que deben existir las políticas necesarias para generar incentivos, sobre todo en el sector empresarial, pues falta educación y motivos para que implementen tecnologías verdes.

Con base en un estudio elaborado por la firma Schneider Electric, López afirmó que 80% de los empleados no tiene conocimiento del consumo energético del lugar en el que laboran.

Mientras, las compañías mexicanas esperan una retribución a sus inversiones en 2 o 3 años y los beneficios económicos que se presentan al moverse hacia un modo de operación más sustentable se regresaría en unos 15 o 18 años. “Por ello que se requiere una legislación más firme que promueva la estandarización de los productos para promover una caída en precios”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario