miércoles, 27 de abril de 2011

Energias de Estos Dias y mas sobre las Lunas fuera de Curso

Hoy es un día de mucha carga energética, el Sol se encuentra en trígono con Plutón el dios de la transformación y el inframundo brindándote una oportunidad cuántica para soportar el impulso de una nueva etapa de tu vida.

Por otra parte la Luna (emocionalidad) está tejiendo una alianza con Neptuno que representa el espejismo y Kirón que es la sanación, por eso hoy les invito conectar con la energía activa en el Universo a través del Botiquin Chamanico y algunos alimentos que aparte de sanar nuestro organismo nos harán rescatar la información que por estar sumergidos en la inercia no logramos identificar con claridad.

La luna Sigue Fuera de Curso !!!!


La Luna Fuera de Curso es un fenómeno que ocurre cuando la luna no hace aspectos antes de cambiar de signo, éste articulo habla sobre las consecuencias de este periodo en el colectivo, como ubicar cuando ocurre y como planificarse.

Desde los principios de la civilización hemos mirado al cielo buscando una guía que nos ayude a entender los patrones de la vida, a esas observaciones le dimos un papel primordial a la Luna. Los Romanos la llamaron Diana, los griegos Persephone, Demeter y Atenea en diferentes momentos, mientras en una era más antigua, los babilónicos la nombraron Sin y su hogar el Monte Sinaí.


Sus ciclos han sido celebrados por miles de años en nuestra cultura moderna, la pascua de resurrección se celebra el domingo posterior a la primera luna llena tras el equinoccio de primavera, el año nuevo chino ocurre en el segundo plenilunio posterior al solsticio de invierno y el festival de la luces hindú ocurre en la primera luna llena posterior a la entrada del sol en libra.

La Luna tiene una responsabilidad muy importante, su movimiento mantiene activo el giro del núcleo de la tierra, creando el campo magnético que nos protege contra la radiación del sol, permitiendo la vida en la tierra. Ella maneja las mareas y muchos otros ciclos naturales, astrológicamente afecta el comportamiento de las masas.

La forma como la Luna afecta nuestras emociones y ritmos, depende del signo zodiacal en el cual se encuentre en el momento, por ejemplo: una luna en tauro nos impulsa en la búsqueda de la estabilidad, en cáncer despierta protección por la familia, mientras que en escorpio desencadena pasiones.

En su viaje por el plano eclíptico de nuestros cielos la Luna cambia de signo aproximadamente cada dos días. Puede suceder, que en la transición entre un signo del zodiaco y el siguiente, la Luna se encuentre brevemente con un “espacio vacío” un tiempo en el cual no recibe un propósito definido y su influencia sobre nosotros disminuye hasta casi hacerse imperceptible.

En la astrología, cada actividad que “nace” tendrá presente las energías del momento en que nació, sin embargo, cuando la Luna está Fuera de Curso sabotea esa energía inicial, dejándola en una especie de “limbo energético”.

Incluso éste momento causa una sensación de pérdida de atención o desenfoque, se notan incrementos en los accidentes de tránsito y las conversaciones tienden a desvariar a puntos no concluyentes, las decisiones tomadas con Luna Fuera de Curso no dan frutos, no germinan, no progresan.

La historia está llena de eventos en los que descuidos, faltas de atención y malas decisiones como causa de la Luna Fuera de Curso han generado consecuencias catastróficas.

Por ejemplo, el Titanic zarpó por primera vez el 10 de abril de 1910 con la Luna Fuera de Curso.

En toda elección presidencial desde 1900 hasta 1972 en Estados Unidos, hubo un candidato nominado con la Luna en ésta condición, en todos los casos el candidato fue derrotado.

Más reciente, Al Gore parecía un obvio ganador para las elecciones de su período, pero su nominación fue durante la Luna Fuera de Curso, y lo imposible ocurrió: Perdió a pesar de todas las estadísticas.

Durante el periodo de Luna Fuera de Curso de un 11 de Septiembre, la falta de atención sobre los radares y los descuidos en el perímetro de defensa de los Estados Unidos permitió el incidente de las Torres Gemelas.

¡Pero no todo es malo!

Los períodos de Luna Fuera de Curso son excelentes para relajarse, dormir y tomar una pausa de las actividades del día a día para contemplación.

Otra cosa que puede hacer es aprovechar la condición para realizar actividades en las que no quiera resultados. Por ejemplo el presidente Ronald Reagan fue famoso en la historia por ser “El Presidente de Teflón” no importa la noticia negativa, siempre resbalaba en su imagen sin impactar su popularidad. Pocos saben que Nancy Reagan tenía en la casa blanca un astrólogo, quien cuadraba todos los anuncios negativos en períodos fuera de curso, así noticias que normalmente generaría impacto global, fueron olvidadas por el colectivo con mucha rapidez

Aprende a fluir con serendipidad en Luna fuera de curso (LFC)


Acepta el cambio en la Luna Fuera de Curso (LFC2).


En luna fuera de curso (LFC) tenemos que aceptar el cambio para alcanzar los objetivos. Por lo regular en esta luna no salen las cosas como esperábamos y solemos entrar en desesperación, esta no es una respuesta sana, si tenemos en cuenta que muy pocas veces las cosa se dan como las pensamos. Si aprendemos a fluir en las LFC, seremos capaces de encontrar las oportunidades allí donde se producen los cambios. El resultado será un momento sin angustias y con la mente abierta a encontrar nuevos caminos.



Muchas veces en las LFC nos encontramos frente a encrucijadas que, simplemente, no sabemos como resolver. La clave está en aprender a fluir. Es decir, no se trata de forzar decisiones, sino de esperar que se acomoden las cosas.

La filosofia de dejar que las cosas fluyan no sólo es útil ante las decisiones, sino también cuando nos enfrentamos a problemas o situaciones que no se presentan como esperábamos. Aquí también es importante dejar que las cosas fluyan, dejar que todo se acomode por su cuenta. Aprender a fluir ante lo inesperado y saber aprovecharlo es un entrenamiento que debemos aplicar en los pequeños sinsabores y los fracasos en las LFC. Porque ninguno de los dos será tal cosa si sabemos encontrar las oportunidades.

Al fluir, centramos nuestra energía hacia objetivos más elevados y de mayor plenitud que nos parezcan realizables en cada momento. Advertimos que la vida es basicamente buena, pródiga y alegre y que lograr lo que queremos sin tensiones ni luchas es parte de un derecho innato derivado del simple hecho de vivir y estar en el presente. Para entender como funciona la alternativa natural de dejar fluir, imaginemos que la vida es un río, la mayoria de la gente, se acerca a la orilla temerosa de soltarse y arriesgarse a ser arrastrada por la coririente. En un determinado momento, todos debemos estar dispuestos a soltarnos, confiando en que el río nos lleve sanos y salvos

Serendipidad en la LFC.

Cuando experimentamos un cambio inesperado en LFC, es normal que nos quedemos sin saber que hacer. Sin embargo, ese lapso de confusión no debería durar mas que unos pocos minutos. Al instante debemos preguntarnos cual sería la mejor forma de aprovechar el cambio, de que manera podemos construir sobre lo que no pudo ser. Transformar y avanzar nos lleva al concepto de serendipidad.

La Serendipidad1 es la capacidad que tienen algunas personas de realizar descubrimientos de manera accidental. Para Pasteur, el azar favorece sólo a las mentes preparadas. Esto diferencia al azar como oportunidad, de los accidentes. Por ejemplo, a muchos les cayeron manzanas en la cabeza a lo largo de la historia, pero Newton transformó esa situación en buena suerte: su respuesta fue crear la ley de gravedad. Esto es la capacidad para realizar descubrimientos ante lo inesperado. Aumentar nuestro grado de serendipidad es un aspecto clave para aprender a improvisar y dejar que las cosas fluyan. Lo que nos tenemos que preguntar es como podemos aprovechar al máximo las circunstancias cambiantes para acercarnos, no importa de que manera, a los resultados que esperábamos. Esa es la clave de cualquier éxito.

La alternativa natural de aprender a fluir, también tiene que ver con aprender a esperar. Dejar que las cosas fluyan no quiere decir que nos tenemos que cruzar de brazos a esperar que otros hagan las cosas por nosotros, sino elegir la paz en lugar del miedo o la resistencia. Significa trabajar, progresar y expandir nuestros limites aprovechando la fuerza de la corriente de nuestro contexto, sin tratar de contener el mar de cambios y oportunidades que vienen sobre nuestros proyectos.

1. Es el descubrimiento de cosas valiosas o placenteras que no buscábamos, o sea el afortunado e inesperado descubrimiento por azar. La palabra fue creada por Horace Walpole en 1754, en una carta a su amigo Horace Mann, basándose en un cuento de hadas “Los tres príncipes de Serendipe” (nombre antiguo de Ceilán, hoy Sri Lanka) que siempre estaban haciendo descubrimientos de cosas que no estaban buscando.

2. Luna Fuera de Curso (LFC): La Luna Fuera de Curso ocurre cada vez que la Luna termina su tránsito por un signo, antes de entrar en el otro y después de haber hecho su aspecto principal (conjunción, sextil, trino etc), existen varios minutos o varias horas en que la Luna no está en un signo determinado.



Y Uds que haran Tomaran las Riendas de Estos Tiempos??? El Mejor Antidoto: El Conocimiento

Dra Monica De Luca

No hay comentarios:

Publicar un comentario