domingo, 13 de marzo de 2011

Urano en Aries / Tsunami en Japón

URANO HA ENTRADO EN ARIES ... LO HIZO HOY INICIANDO ASÍ SU NUEVO CICLO DE 84 AÑOS Olga Weyne
En el momento en que escribo esto ya pasaron las primeras horas de su aterrizaje. El año pasado había meramente "tocado" el signo dos veces -el 27 de mayo y el 13 de agosto- pero luego, en virtud del fenómeno de retrogradación, se dedicó a repasar por
última vez los grados postreros de Piscis. Como para despedirse dignamente...
Y aquí lo tenemos ya definitivamente en Aries: 11 de marzo de 2011 (4:55 pm GMT, 7:55 pm hora de Bs. As.).
Para nuestros lectores no astrólogos: Urano simboliza en lo psíquico la irrupción de lo nuevo, la mutación, el salto cualitativo. En los sistemas y estructuras se lo incluye a veces como la "función loca", la que se dedica a "patear el tablero", la que por un lado hace estallar imprevistamente los órdenes tradicionales, generando en principio revueltas y desórdenes. Pero que finalmente propicia la irrupción de un orden nuevo.
Y Aries ya sabemos: no es la constelación "en sí" -vieja discusión con los seudo/astrónomos empeñados en vernos como medievales- sino el signo que nos posiciona año tras año en el Punto Vernal: el "grado cero" o inicial de un proceso cíclico medido desde la Tierra en relación con el Sol. En cada equinoccio se produce este momento virtual (la luz y la oscuridad son iguales en duración, se equilibran, por un instante y de inmediato vuelven a desequilibrar sus proporciones, su duración respectiva: algo "arranca"). Cuando se formalizó la astrología como sistema de representación, el trasfondo que se visualizaba en esos momentos eran las estrellas llamadas "del Carnero" (Aries) y de allí quedó su nombre.
ENTONCES VAMOS DE NUEVO: URANO HA ENTRADO EN ARIES ...
Y RECORDAREMOS ESTA EFEMÉRIDES COMO "EL TSUNAMI DE JAPÓN".
Observemos que Urano está aún en los minutos finales de Piscis, al suceder el Tsunami.
Esta es la carta horaria del terrible suceso, levantada desde Sendai (considerada la zona central del desastre).
URANO FRUSTRA NUESTRO APETITO PREDICTIVO... (Y BUENO, PARA ESO ESTÁ)
Muchos pensábamos que el "indicio" vendría por el lado de Libia. Buscando y hurgando en lo fáctico, manía irreductible de los astrólogos de cualquier color, de hecho lo que hacíamos era activar nuestras creencias más arraigadas: una de ellas, la confianza en la repetición (desde donde la "predicción", ejercicio inestimable del astrólogo mundano, podría ganar otro premio mayor).
Lo de Egipto primero y ahora lo de Libia, nos lo daba servido. ¿Qué más propicio como símbolo de la guerra ariana que un "loco" uraniano desbordado como Khadafi? Algunos veían incluso la posibilidad de un ataque marítimo (ya que los países de la OTAN acordaron acercar a las costas de Libia barcos de guerra en caso de que sea necesario el uso de la fuerza contra el dictador), ligando esto con la posición de Marte en Piscis, cercano al Sol. Algún desencadenante bélico que desatara lo imparable, un giro radical: así queríamos "predecir" a Urano.
Claro: así fue cuando Urano entró en Piscis, tocando por primera vez el signo el 10 de marzo de 2003, diez días antes del primer bombardeo sobre Bagdad...¿se acuerdan qué angustia sentíamos en el mundo ante la inminencia de ese bombardeo tras el cual, se sabía, ya la invasión de los EE UU sería imparable? Pues se desencadenó pocos días después, el 20 de marzo, exactamente el día del Punto Vernal con el Sol a cero de Aries. Luego tuvo lugar la consabida "retrogradación" hasta que el 30 de diciembre de 2003 ya Urano se instaló en Piscis. Allí estuvo siete años hasta mayo del 2010, cuando hizo su primer toque ariano.
ENTONCES (OBVIAMENTE)...
... qué tentación poder volver a ubicar "el suceso desencadenante" de Urano entrando en Aries, el signo ligado a Marte, de nuevo a través una guerra. Nada indica, lamentablemente, que lo de Libia no será también uno de los hechos que sumaremos históricamente a este ingreso... PERO OCURRE QUE TOMÓ PRIORIDAD OTRO TIPO DE HISTORIA.
Y ESTA VEZ FUE LA HISTORIA GEOLÓGICA DE GEA.
Sí: el Tsunami de Japón será recordo como el mojón central del ingreso de Urano en Aries... Muy prolijo y (ex-post-facto) muy oportuno para una astrología centrada en "hechos". Ahora bien ¿qué se transparentará a través de este pavoroso suceso telúrico, qué podremos simbolizar a partir de él?
Muchas líneas de interpretación presumiblemente se abrirán a partir de este suceso.
Quizá las que más ruido harán -y las que más fascinación generarán- serán las lecturas apocalípticas relativas al inminente "ritual cósmico" del 21 de diciembre de 2012.
Otras, que ya están siendo muy alimentadas por los medios de comunicación, girarán en torno a "lo que los humanos le estamos haciendo a la Tierra". Tan poderosos parece que somos (incluso siendo malos) que con la contaminación ambiental provocamos que tsunamis y terremotos lleguen a estos extremos destructivos "nunca vistos".
No dejarán de instalarse las consabidas lecturas conspirativas del tipo "esto en el fondo les conviene a algunos, porque sólo así se dará un vuelco de la crisis económica", etc.
Y quizá algunos quieran escuchar un poco a los geólogos, los más autorizados para decir algo medianamente más fundado desde lo que el suceso en sí amerita. Claro que lo que nos dicen quizá no nos suene tan fascinante ni tan excitantemente horroroso ni tan estimulantemente belicista. Ellos insisten en recordarnos que Gea tiene miles de millones de años de existencia. Que a lo largo de su extensa vida ha experimentado muchos cataclismos tanto en su corteza como en su interior. Que nada indica que ese proceso de larga, larguísima duración, no siga siendo rítmico y por lo tanto no vuelva a generar situaciones similares, esto es, la desaparición de "algunas especies vivientes" en ese momento. Que si la especie humana desapareciera -como antaño tantísimas otras especies animales y vegetales- nada indica que Gea no pueda seguir girando incólume por varios millones de años más en torno de su vapuleado pero duradero eje de rotación.
Claro que esta última descripción nos pondría en una situación muy uraniana a nivel de psicología de la especie. Nos situaría en un salto cuántico en materia de creencias... porque entonces ¿lo más liberador y creativo vendría a ser considerarnos una especie funcional más, en el contexto de este organismo viviente complejo que parece ser la Tierra? ¿Esto sería lo que, paradójicamente, podría aliviarnos y liberarnos de las cadenas de nuestra risible e infantil omnipotencia?
No lo sabemos... "Ni lo sabrán", fabulemos que ríe picarescamente Urano. "En esto consiste mi función dentro del sistema" -dentro del sistema solar y/o dentro del sistema psíquico, que cada uno elija su punto de vista- mi función consiste en traerles lo nuevo, lo radical y abruptamente nuevo... lo que no pueden predecir ni planificar ni anticipar, lo cual no quiere decir que el sistema como tal no lo anticipe ni lo prevea. Simplemente no lo pueden prever, predecir ni anticipar las partes o partecitas del mismo, como ustedes, narcisistas y pese a todo queribles humanos".
Y como insight de regalo, nos recuerda la última vez que anduvo por este signo... ¡Fue entre 1928 y 1930, inaugurando la Gran Crisis Económica del siglo pasado!
URANO EN ARIES EN EL CICLO ANTERIOR
Primeras dos pasadas: marzo y noviembre de 1927.
Tercera pasada: enero de 1928.
La "gran depresión" económica se generalizó a partir de 1929, dando por terminada la ilusión de una posguerra civilizada. Urano acababa de aposentarse en Aries ya de manera definitiva, en su tercera pasada por el arranque del signo.
La situación internacional se puso cada vez más turbia y violenta y lo que sólo un año antes (1928) era desestimado como imposible, esto es, otra guerra... empezó a gestarse. La crisis económica mundial comenzó en 1928 con la caída de los precios agrícolas. El 29 de octubre de 1929 -el famoso "martes negro"- estalló de golpe la Bolsa de Nueva York: se hundieron de pronto las cotizaciones y los inversores entraron en pánico. Había comenzado la Gran Crisis y la segunda guerra mundial empezó a gestarse en ese temible huevo de serpiente.
CONFIEMOS QUE NO HA PASADO EN VANO TODO UN CICLO DE URANO, DESDE ENTONCES HASTA AHORA. MUCHAS COSAS OCURRIERON EN EL "OSCURO" SIGLO XX... LAS MÁS TERRIBLES LAS CONOCEMOS DE SOBRA.PERO CENTRÉMONOS UN POCO EN LAS OTRAS, EN LOS ESTALLIDOS -IGUALMENTE IMPREVISTOS Y SORPRENDENTES-DE AUTÉNTICA CREATIVIDAD QUE TAMBIÉN TUVIERON LUGAR DURANTE ESE PERÍODO. EN ESPECIAL EN LA IRRUPCIÓN DE NUEVOS CONTENIDOS DE CONCIENCIA, SI NO PARA TODOS, POR LO MENOS PARA MUCHOS INTEGRANTES DE LA ESPECIE HUMANA.INVOQUEMOS A URANO DESDE ESA NUEVA VUELTA DE ESPIRAL. RECORDEMOS QUE LAS IDEAS, LAS HIPÓTESIS, LAS SUPUESTAS "PREDICCIONES"... NO SON MÁS -NI MENOS- QUE RECURSOS PSÍQUICOS DE NUESTRA ESPECIE CUYA PROFUNDA RAÍZ Y SENTIDO AÚN NO CONOCEMOS. PERO QUE OPERAN, SOBRE TODO GENERANDO NUEVAS CREENCIAS, TRANSFORMADORAS DE "LA REALIDAD" O DE LO QUE ENTENDEMOS POR TAL.
¿Y SI LO MÁS TRANSFORMADOR FUERA PODER VISUALIZARNOS, CADA VEZ MÁS, COMO LO QUE REALMENTE SOMOS HOY POR HOY... ENTIDADES QUE POR AHORA IGNORAN POR COMPLETO QUÉ DISEÑO PUEDE ESTAR TOMANDO SU FUTURA FORMA EN ESTE PLANETA? HUMANOS ARRIESGÁNDOSE A SALTAR... Y PUNTO.
FABULEMOS UNA VEZ MÁS, E IMAGINEMOS QUE AL ESCUCHAR ESTA PROPUESTA NUESTRA, LOCA E IMPREVISTA, URANO EN ARIES (POR PRIMERA VEZ, POR LO MENOS EN LA HISTORIA MÍTICA DE NUESTRA ESPECIE) SONRÍE Y SE RELAJA...
Olga Weyne-
Buenos Aires, 11 de marzo de 2011

1 comentario:

  1. Hola Rumbo de Chamanes Cósmicos (junté el nombre Rumbochamánico con Chamanes Cósmicos, espero Moni que no te enojes...) me encantó como está contado todo lo que Urano es capáz de producir. No entiendo nada de astrología pero me resulta interesante. Lamentablemente se produce una catástrofe en Japón, y el dolor que todo esto ha provocado y provoca. Para nuestros hermanos oraciones y envío de amor, luz y paz.
    veremos qué parte de nuestras vidas se sacudirán ahora. Un abrazo a todos. Paz y bien.
    Silva

    ResponderEliminar